jueves, 25 de mayo de 2017

Entrevista a Chacho Enzo Boateng- Geometra y predictologo de las pistas. Por Enriquito Sacamerdi

La redacción de Lusiardo Tango club comparte oficinas con la Peluquería del Profesor Maradona. Si bien Maradona se deja ver al menos diez minutos  al día para supervisar los cortes y estilismos tangueros  antes de efectuar su visita oficial al Bar Roñoso,  nuestro jefe de redacción  Puan Hiriarte es un sujeto tácito sin presencia en oficinas. De"Su ausencia" - como se lo conoce en redacción -  recibo los trabajos y la asignacion mensual de choripanes en milonga del Oriental, aunque a veces me han pagado  con algún corte de pelo o me he hecho pasar por peluquero. Son tiempos duros.  Así que cuando vi pegado un sobre con cinco vales de choripan, unas tijeras y el nombre de Chacho Enzo Boateng junto a  una anotación manuscrita  wikitanguica  donde se le asignaba la dudosa e incluso incompatible ocupación de geómetra y predictologo de las milongas  en el  sillón secador que es mi escritorio,  no supe que pensar. Pero nunca sé.
Me encamine al bar "Roñoso" - instalación para entrevistas con ambiente decrépito - pregunte por el sujeto en cuestión, tácito hasta el momento,  y le canjee un corte de pelo a Polux, uno de los dos hermanos camareros,  por uno de esos - mis tripas me perdonen - inconsumibles familiares de milanesa de exposición acompañado de un vaso de soda con una sombra de garnacha. Son tiempos duros.
El tal Boateng era un  señor con chaqueta corderoy,    reloj de cadena para pasear  al perro colgando de su chaleco de pelo frazada escocesa en tonos solferinos y un sombrero mexicano de setenta centímetros de diámetro. Un ser que sin esos complementos seria  insignificante..
El resultado de nuestra conversacion entre turistas tangueros,  gastrónomos virtuales ostentosamente engañados y enloquecidas extranjeras ebrias ceceando "El Choclo" es el que sigue. Sin cambiar las palabras ni la jerga utilizada según la transcripción literak hecha desde  mi grabadorcito Sekai.
- Usted es matemático y predictologo. Expliqueme exactamente como lo aplica en la milonga.
- No oy matematico, me faltaron algunas materias. Pero digamos que como estudioso determino luego de comprobaciones empíricas y mediciones sobre el terreno  la incidencia de valores externos en una pista, el factor de riesgo empujón, codazo, voleazo y expulsión. Incluso puedo determinar el índice de desborde carril que tendrá una tanda.
-  Desborde carril?
- Si. Es un patrón de medición que utilizamos los teóricos para mensurar el grado de atasco que puede producir tal o cual figura aplicada a determinadas orquestas  o la oblicuidad significativa de una pareja dada con respecto a parejas antecesivas o sucesivas.
- Perdone mi ignorancia, como diría el gran Turing. Pero no se dice previo  y sub-siguiente?
- No lo se, soy geómetra. Aunque creo que eso lo dijo Borges.  Y eso que no soy literato. Si lo fuera diría por ejemplo antecedente y sucedáneo.
- Pero no tienen nada que ver.
-No. Pero son palabras que les encantan a ustedes los periodistas. En cambio  los estudiosos como yo necesitamos emplear un lenguaje técnico riguroso, que no siempre es comprendido por las masas inorantes.
- Entiendo que por lenguaje técnico se refiere por ejemplo a  oblicuidad significativa?
 - Naturalmente o lo que es igual, la distancia mas recta entre dos puntos y otro mas, entendiéndose a los dos puntos como una pareja  y el  tercero como un vacío  en la pista que ambos aprovechan utilizando la sencilla formula: E= M C 2.
-La teoría de la relatividad de Einstein?
- No, no! Me toma por uno de esos falsos físicos televisivos? Esta es la teoría  unificada milonguera de mi compadre Sagasti: Espacio  es igual a Masa  por Caminata al cuadrado. Esto es muy importante. No a doble tiempo, sino al doble de compás.
- Sagasti es físico?
- Es quinielero. Pero ha leído muchas revistas de Mecánica popular en su vida. Y ha visto mucha milonga.  Se que lo estoy mareando con tanta terminologia técnica, pero  para que se entienda, esto quiere decir en profano que al ver un hueco no aprovechado en la pista algunas parejas que son generalmente aquellas que no han tomado las clases adecuadas o ignoran concientemente los códigos ejecutando figuras que provocan una masa critica de parejas descontentas detrás, caminan el doble de rápido para usurpar un  hueco. Y ahí es donde se produce la oblicuidad significativa,  una variable perfectamente mensurable que se puede corregir casi antes de que se produzca. Una eficaz herramienta para que organizadores responsables  puedan tomar medidas urgentes a pie de pista y así solucionar y subsanar con ordenes certeras un posible foco de descontrol.
- Pongame un ejemplo de ordenes certeras.
- "Jacinto, ecualizame la fritura!" "A esos dos cobrarles la copa de tinto 10 euros que ya vienen escabiados" "No abusen del talco al costado que hay mucho grandote y se desequilibra" "el 48 a primera y a los premios en la Nacional "o "No pongas milongas divertidas para la cabeza, sino para los pies".
- "No pongas milongas divertidas para la cabeza, sino para los pies". Es un concepto teórico?
-  Aunque está dentro del corpus de la ciencia que nos ocupa esta es una apostilla tanguera de mi compadre Sagasti. No se bien lo que significa, pero queda bien en los cartones de la suerte que le vendemos a los organizadores y a los milongueros.
- Ah. Por eso lo de predictologo..Ahora entiendo lo del 48 a la cabeza...
-No pensaría que con nuestras contribuciones científicas a la milongueridad nos íbamos a pagar los estudios, no? Con la época que nos toca vivir hay que ser polifraseico y multiversico. La milonga es un campo vasto y nosotros estamos recien asomandonos a las implicaciones primeras de  nuestros asombrosos descubrimientos. Estamos, si me permite decirlo, en la infancia de esta rama del estudio. Aun estamos en la captacion de capitales de riesgo, por así decirlo. Y en la fase de mediciones
- Como concepto teórico.
- No, no. Como acercamiento empirico. Porque cree que llevo esto colgando del chaleco? - señala la cadena  donde se ve el nombre de "Cuqui" pintado con esmalte de uñas.
- Un reloj de bolsillo?
-No, no, es una cinta métrica. Cuando el teorema geométrico no da respuestas taxidermicas se impone una medición correctiva. A fin de cuentas estamos trabajando para que en un futuro no muy lejano los bailarines puedan disponer de una maquina del tiempo mental que les permita viajar a cuatro compases en el futuro y así moverse mejor en las rondas, sin riesgo de accidentes.
- Podrían hacer algo semejante? 
- Con la financiacion  y la credulidad ajena adecuada estoy en condiciones de afirmar que es perfectamente posible. 
- Dice que están trabajando. Son muchos?
Baja la mirada y le afloran en paralelo dos fluidos diferentes que se apresura a sonar con un pañuelo bordado con su nombre completo en magenta.
- Ahora solo quedamos Sagasti y yo.  Mi ayudante Senasa fue dado por desaparecido en unas milongas de carnaval. Hay mucha inorancia, mucho prejuicio para la ciencia. Perdimos a mi  sobrino Cachilo en un Lomuto lleno de voleas - Se le quiebra la voz   - Usamos este sombrero para guardar la distancia reglamentaria desde entonces.
- O sea que ustedes van por las milongas con ese sombrero mejicano,  efectuando sus mediciones para que por medio de la geometría los organizadores puedan predecir el caos de la pista y re-encauzarlo con ordenes del estilo de: "Toñito,  no pongas D'arienzo que nos vendieron vino adulterado"  y además pagando su investigaciones con horóscopos tangueros de Billiken. No es así?.
- Dicho en lenguaje vulgar. Nosotros que somos catedráticos diríamos que efectuamos un corte transversal en un continuun espacio circular sinistrorso minimizando la deriva con herramientas milimetradas y reformulando el caos con azar impreso del estilo "Una milonguera de larga cabellera le provocara sobresaltos". Son ambiguedades útiles.  Antes que pregunte, como soy predictologo le aclaro que sinistrorso no significa "Sin intervención del pecho", sino en sentido contrario a las agujas del reloj, según mi compadre Euripides Juanola, que es un milonguero leído.
- O sea que ustedes están en medio de la pista alterando e interrumpiendo con sus mediciones el objeto de estudio.
Me mira y luego muestra el blanco de los ojos como si mirara su propio cerebro.
- El núcleo de distorsión!.  No pensamos en el  núcleo de distorsión  - sale a los gritos a la calle abandonando la entrevista y un fajo de sus horóscopos tangueros.
 Porque me tocan siempre este tipo de personajes?.
Mientras un trozo de milanesa y la utilidad del chaleco de frazada inquietan mi conciencia me pregunto a cuanto venderá este mercachifle sus horóscopos.
Son tiempos duros...


No hay comentarios: