sábado, 15 de abril de 2017

COMO ENDEREZAR UNA NOCHE TORCIDA CON PASTILLITAS DE MENTA Y UN EURO

Este post no hará milagros. Si  el infortunio se ha cebado en usted, si lo ha asaltado una pandilla de malandrines dejándolo con esas pocas pertenencias o se ha despertado en una cuneta con la boca pastosa y sin memoria es muy probable que ni siquiera tenga a mano el móvil para leer estos sencillos consejos. Todos sabemos que nuestros salones bailables están llenos de simpáticos pedigüeños, cazadores de tragos gratis o escamoteadores de abrazos que sin vergüenza ni pudor son capaces de equivocar y usufructuar adrede copas,  copetines o amores ajenos. Tampoco apuntamos a esos "Caballeros de fortuna" pues su piel es dura y correosa y saben sobrevivir perfectamente, no digamos en una milonga, sino en toda la extensión de su vida mortal. Este post va dirigido a gentes normales, vulnerables al pesimismo que han comenzado con mal pie la jornada.  Hombres mayoritariamente. No se trata de una cuestión sexista. Una mujer nunca llega a este extremo. Y si es así, sabe retirarse con dignidad y donaire haciendo de su partida un motivo de aflicción para los palurdos que aun siguen dando vueltas  y no se enteraron que la noche ya venia perdida antes de salir.
Procuraremos hacer estos consejos facilmente recordables. Porque nunca se sabe cuando la desgracia llama a su noche.
1 - Identifique su situación. Una mente despierta le dará unos momentos de ventaja que pueden marcar la diferencia. Preguntese y respondase en voz alta: Estoy dentro o fuera de la milonga?. Como tengo la cara?. Puedo caminar? Donde estoy?.Con quien vine?. Se fue el amor de mi vida? Que esta pasando? Si es capaz de responder al menos dos de estas preguntas puede que aun podamos ayudarlo. Sino invierta el euro en una lata de cerveza y siga durmiendo tirado en la cuneta hasta que las fuerzas del orden lo vengan a buscar. Ya se preocupara mañana.
2 - Si ve gente caminando y siente calor o algo de aire está inequivocamente fuera de la milonga. Vaya hasta una esquina y guiese por los nombres de las calles. Si no esta demasiado cansado y puede hacer el recorrido a pie invierta su euro en una latita de cerveza y vayase a su casa a dormir. Si le nota un sabor raro al liquido atenúe con una pastilla de menta. Sera la forma más sensata de terminar una noche horrible aunque mañana tenga cagadera o una infección por culpa de la lata, que el vendedor enfriaba en una alcantarilla.
Si al llegar a la esquina se le hace imposible identificar el nombre de la calle o simplemente las letras pare a alguien y preguntele por la embajada de su país de origen.
Ha recorrido un largo camino, muchacho.
3 - Sigue ahí?. Es tan testarudo que insiste en ir a la milonga?. Bien. Prosigamos
4 - Toquese el cuello. Tiene algo parecido a una corbata colgando alrededor?. Si es rugoso y tiene como vueltas busque corriendo a las fuerzas de la ley. Acaba de sobrevivir a un suicidio o a un linchamiento. En caso negativo avance a los apartados siguientes. 
 A - Busque un espejo, un escaparate o algo que refleje su imagen.
 B- Peinese en una fuente publica y quitese los restos de sangre de su cara o el borde costroso del vino en los labios.
C- Compruebe su vestuario empezando por sus pantalones. Tiene manchas?. Donde?. Si están en el delantero a la altura de las partes nobles o - y esto es peor - bajando marronosas por debajo de la espalda  siga la solución a  los items 1 y 2 yéndose a dormir.  Si están en los bajos todavía hay esperanza. Llenos están los bailes de pantalones marcados por voleas.
 D - Compruebe su chaqueta. Si tiene manchas blancas no intente limpiarlas con agua. Será peor. Sacudala contra una  papelera o poste hasta asegurarse que la suciedad es apenas visible.
 E - Pongase la camisa dentro del pantalón.
F- Mientras no haya cumplido estos apartados NO SE ACERQUE BAJO NINGÚN CONCEPTO A LA PUERTA DE LA MILONGA. Muchos hombres dignos se arrastraron dando lástima a la pista y jamás, Jamás volvieron a bailar con ninguna de las muchachas habituales. Una imagen desgraciada vale mas que mil afortunadas, como bien saben muchos que tuvieron que dejar de frecuentar sitios y países por culpa de su mala estrella.
G- Si no tiene corbata acerquese a una papelera o un tacho de basura. La gente desecha todo tipo de cosas inservibles. Con un poco de suerte podrá encontrar un hilo o una tira de algo que parezca remotamente una pajarita desarmada. Acomodela como hacen los grandes playboys.
Ahora esta en condiciones de seguir. Pero NO SE ACERQUE TODAVÍA A LA MILONGA!. Con un euro no comprara el favor ni el soborno del muchacho o la muchacha de la puerta. Son gente honesta y dura pero no son tontos ni crédulos. Y puede que los regateos y los intentos lo lleven a una pateadura o a la imagen desgraciada que procurábamos no dar en el apartado F del punto anterior.

5 - Busque algún sitio paquete. Un lugar de conciertos, o la opera será ideal. Allí comenzara a forjar una noche luminosa. Pongase cerca de la puerta,  donde suelen parar los taxis con gente macanuda ,sin llamar mucho la atención de la seguridad.

6 - A - Si la comprobacion de su aspecto facial es positiva y conserva aun algo de la apostura de un Vittorio Gassman o un Alberto de Mendoza( si no sabe de quienes hablo reemplace por un Ed Harris o un Al Pacino) identifique un taxi con magnificas señoras y abrales la puerta con exagerada cortesía. Cuando estén por salir vacile y aprovechando las clases de teatro barrial que tomó en su juventud simule un desvanecimiento o un desmayo. Hagase atender por las señoras. Mientras lo lleven a un café o lo sienten en una silla deje deslizar una incomprensible historia sobre filibusteros cayendo sobre su embarcación. Pero no se pase. Que no lo identifiquen con un borracho en la ultima fase del delirium tremens. Usted está interpretando a un noble o a un simpático millonario que sigue adelante a pesar de los embates del destino. Pida dinero pero a préstamo contra reembolso, exigiendo encarecidamente una dirección o un teléfono para devolver el importe. No se pase tampoco con la cantidad. 10 euros bastaran en principio para entrar a la milonga e incluso tomarse un vino.. Tendrá un numero de móvil. Y quien sabe si no surgirá de la desgracia un amor!
  B - Si la comprobacion facial es desafortunada  y no conserva ni siquiera el peluquín tiene dos opciones: Aproveche el taxi, de una dirección cercana a su casa con un pasaje de doble salida y escabullase del taxista por el otro lado llegando sano y salvo a su casa. Guarde el euro y las pastillas para una noche mejor y acuestese. O:
Hagase pasar por un abrepuertas o un changarin mostrando ostentosamente el euro en la mano libre y exigiendo con palabras incomprensibles propina a las gentes que bajan de los taxis. Le llevara más tiempo pero podrá reunir una suma que lo lleve a la pista de la milonga. No será el primero ni el ultimo en usar un método similar.

DENTRO DE LA MILONGA.
7- sofrene su impaciencia. Si ha llegado hasta aquí es por su tenacidad. No eche todo  perder entrando por la puerta como un perro apaleado, oliendo al fruto de sus esfuerzos y al infortunio combinado. Vaya al baño. Bloquee la puerta. Lavese bien, limpiese bien. SEQUESE.
 No escatime en papel ni el toalla. Tiene que procurar por todos los medios no oler a zombi. Si la milonga es muy paqueta tendrá esos recipientes de cristal con pétalos aromatizados. Guardese un poco en los bolsillos, frotese las mejillas y el hombro derecho  de la chaqueta. Las damiselas se apoyaran lánguidas dejandose llevar por su abrazo y cadencia. Si la chaqueta huele a huevo podrido la ensoñacion agradable puede tornarse el sueño eterno.
Y NI SE LE OCURRA FROTARSE NADA CON LA PASTILLITA PERFUMADA DEL INODORO!.
8- Ahora puede entrar a la milonga.
NO. ASÍ NO!!! No se haga ver. No se crea una estrella!. Sea discreto. Acaba de escapar de una situación desafortunada. Lo ultimo que debe hacer es ostentar un continente o poderío con alardes. Se notara mucho que es un pobre diablo. Mantengase en el perfil más bajo que pueda sin mostrar pajueranismo. Sino volverá a ser víctima de los malandrines.
9- Salude cortésmente a hombres y mujeres por igual. Inclinese con deferencia en las mesas donde vea gentes principales. Puede que esa cortesía le granjee una noche de tandas agradables y anécdotas inigualables. En el caso de que lo inviten a sentarse haga esfuerzos por modular la voz. Que todo lo que diga parezca serio y profundo, aunque sea una estupidez. Importa el tono mas que el contenido. Y si tartamudea o babea  no intente corregir lo que dice volviendo sobre sus palabras.  Pida perdón, encaminese a la salida y utilice un transporte publico para volver a su casa. Se ha demostrado a si mismo que podía. Pero sigue siendo una ruina ambulante y un borracho.
Si es tan tonto como para seguir en el intento avance hacia el ítem siguiente.
10-  Encaminese a algún punto en el que la iluminacion no sea mucha para que no se vean su vestuario. Mantengase erguido y no se acerque bajo ningún concepto a la barra. Observe la pista con ojo entendido, pero nunca crítico. Observe a las muchachas. Deje pasar una tanda y vuelva a observar a las muchachas. Ahora es cuando se decide todo, cuando debe caminar con delicadeza hacia la fortuna. Si hay alguna damisela que sigue sentada sin bailar saque una pastilla, desenvuelvala con ademán firme y cabecee sin dudar saliendo a la pista con la entereza de un hombre que ha dejado atrás su destino. No salte. No gire. Su confianza herida y  su autoestima se están recuperando de un gravísimo golpe. Solo camine y dejese llevar por lo que le depara el azar.
11 - NO!. ASÍ NO!!!!. COMO SE LE OCURRE HACER EXHIBICION CON SUS ANDARES BOBOS Y CORREGIR A LA MUCHACHA?
12 - Si lo dejaron en el segundo tango vuelva a acomodar su ego encaminándose a los baños. No atraviese la pista. Vaya derivando de lado, pero con seguridad hacia un discreto segundo plano. Acaba de meter la pata hasta el caracú y se necesitan  por los menos tres tandas para recargar su muñequito milonguero.
Si, si. Como las vidas en los jueguitos electrónicos.
13 - Intente de nuevo el consejo 10 situándose en otro sector lindero a la pista y medio oscuro.
14 - NO!!! CON LA MISMA MUCHACHA, NO!!!!!!!!!!.
 14 - El barco se hunde. Lo más sensato será emplear lo que queda de dinero en transporte. Si se emperra en permanecer en la milonga solo le queda pedir un trago. Que sea uno de esos tragos definitivos. Hicimos todo lo que pudimos, pero hasta el diablo tira la toalla con los tontos. Si todavía sigue ahí trate de irse antes de que enciendan las luces generales de la milonga.
 Hace mucho que no se ve una turba con hogueras enfurecida portando hogueras. Pero nunca se sabe.

En nuestra próxima entrega: "Como Hacerse el interesante cuando uno es un fracasado" y "Como bailar una tanda con músicos sin compás bailando para hacerse los virtuosos"

No hay comentarios: