miércoles, 5 de septiembre de 2007

EL BUEN VESTIR EN LA MILONGA (1)

EN LA FIGURA "A" VEMOS A OLINDO FRANCIONI, UN DESASTRE, UNA RUINA DE PERSONA, QUE LLEGA BORRACHO A LA MILONGA, LUEGO DE TOMARSE UNA DAMAJUANA DE CINCO LITROS CON LOS AMIGOS DEL BARRIO. LA CAMISA LLENA DE LAMPARONES, LA BRAGUETA ABIERTA, LA ABUNDANTE BARBA DE UNA SEMANA, UNA BOTELLA DE GARNACHA EN UNA MANO Y LA LENGUA AFUERA POR LA EXCITACION DE VER A TANTA MUJER BELLA. TERMINARÁ LA NOCHE APALIZADO POR LAS GENTES DECENTES DE LA MILONGA.
EN LA FIGURA "B" VEMOS AL GUAPO MALERBA, ATAVIADO COMO UN AUTENTICO MILONGUERO, SOMBRERO Y CAMISA A TONO, CORBATA PERFECTAMENTE CENTRADA, TRAJE IMPECABLE Y ZAPATOS CHAROLADOS BIEN LUSTRADOS. HARA LAS DELICIAS DE LAS CHICAS HASTA QUE NO PUEDA EVITAR PEDEAR Y ERUCTAR SONORAMENTE, EN PARTE DEBIDO A UN GUISO DE AYER QUE COMIÓ ANTES DE VENIR A LA MILONGA, EN PARTE DEBIDO A UN MOSCATEL QUE TAMBIEN LE CONFIERE UN CARACTERISTICO MAL ALIENTO.
TERMINARÁ LA NOCHE APALIZADO POR LAS GENTES DECENTES DE LA MILONGA.

1 comentario:

M. Benitez dijo...

Tambien es repudiable la mujer sudorosa que al apoyar su axila en tu hombro te deja oloroso el traje