sábado, 20 de enero de 2018

catalogo de boludeces milongueras y co plementos inutiles 2018

Si perillanes! Como no tenemos tiempo para andar fragmentando los catálogos cada vez que a las estaciones se les ocurre llegar y son innumerables los amigos a este y el otro lado del oceano que no comprenden el concepto antipódico Invierno/verano-Otoño/primavera lanzamos nuestro catalogo integral de boludeces milongueras 2018. Ajustado a su bolsillo y a su cansancio. En papel ilustración para regalar con dibujos explicativos.  Productos y boludeces que no duran nada, pero  pueden ser el comienzo de una larga amistad, envoltorios de regalos Tutulimusin o posters caseros para la habitación de los jovencitos milonguerines.  Acompañennos!

ADVERTENCIA: EN MAYUSCULA Y SIN COSTE; CONSIGNAS `PARA GRITAR CUANDO LA MILONGA ESTA ABURRIDA O NECESITA PROTAGONISMO (consigne con moderacion. El CATALOGO DE BOLUDECES MILONGUERAS(M) LUSIARDO no se hace responsable de cargosos y pesados)

EL ABRAZO "PERFECTO BOLITA" (Con soporte anti-cansancio)
Basta de codos horadando la nuca. Basta de manos colgando como percheros rescatados de la calle! EL ABRAZO PERFECTO BOLITA con su simple sistema de varillas extensibles que se introducen debajo de la camisa permite un agarre anatómico y la postura enhiesta del milonguero forjado en la fragua de los grandes. Armonía, distinción y practicidad en un diseño ergonómico de acrilicato transparente.  Con este simple artilugio mantendrá la postura y podrá transportar sin inmutarse a un canario y una cacatúa que recite versos de Gagliardi  o loas a su estilo mientras baila Canaro.
- Ay, que hombre más interesante que  es usted Timoteo!
- Si. Telma.  Porque llevo el ABRAZO PERFECTO BOLITA, UN GUANTE PARA LA CINTURA Y UNA BUFANDA PARA EL CORAZON!.
Aproveche la oferta de rebajas! El abrazo, el soporte anti cansancio y la cacatua licenciada en la academia del tango a un precio increible!

BOLSA DE ZAPATOS DESPLEGABLE SILVIA SULCHER.
Parece una bolsa común y corriente fileteada por Mirito Picason. Pero LA BOLSA DESPLEGABLE SILVIA SULCHER ES MUCHO MÁS!  Si no hay sillas se transforma en un coqueto almohadón. Si Compró empanadas de oferta y no tiene hambre puede extenderla en algún parque y paseo para improvisar un picnic en buena compañía mientras ve el amanecer. Si el baño esta lleno de civiles o personas en ropa deportiva o camiseta que están metamorfoseándose en milongueros de diseño disputando el metro cubico a los codazos puede  buscar el rincón alejado en donde ponen a dormir a los niños de los bailarines o a los indeseables y desplegarlo como un biombo para cambiarse en la comodidad y el anonimato.
Y si se le mancho el vestido o la camisa La MARAVILLOSA BOLSA DE ZAPATOS DESPLEGABLE SILVIA SULCHER le improvisa una pilchita de diseño!

EL BAJA HUMOS PATENTADO SEÑOR TOMLINSON.
Vaya con los señoritos! Recién llegados a las milongas y ya hacen valer sus 2(Dos) años de clases como si fueran Naveira y Giselan!  Pero,Pero....Paren a trompito que no le da a una y nos lesiona a los respetables!.Y la muchacha, saca el latigazo  tipo  Indiana  Jones cada vez que hace una volea!
Dejá, dejá Musualdo, que voy a utilizar la aplicacion BAJA HUMOS PATENTADO TOMLINSON. Porque esta maravilla  auna las investigaciones de científicos de la K.G.B.  y los Hougan Haitianos. 89 % de efectividad a cortisimo plazo y sin sospechas. Vaya, que macana muchachos! comienzan a girar descontrolados! Les sale espuma por la boca. Se los llevan! A estos pata duras no les quedaran ganas de hacerse los maestros!. Tecno Magia de la guerra fría pegada con saliva vudú al servicio del que baila con dos giros de frente. A estos artistas se les va a acabar esa soberbia. Ya no se creerán con derecho a despreciar a los otros bailantes. VAMOS TOMLINSON TODAVIA.

EL CON RUMBO TINTO BRAVO  GARANTIDO
Tanto vino y tanto giro me han desviado del futuro prometido y caminado. Pero no importa porque siempre tengo presente el sentido de la ronda con mi aplicacion CON RUMBO TINTO BRAVO GARANTIDO.
No importan las vueltas de la vida, ni los estrafalarios pasos que dé. La aplicacion con rumbo Tinto bravo Garantido , con su exclusivo giroscopio virtual inserto con ideogramas cuneiformes en la realidad  cuántica lo llevara a buen puerto o a un confortable aunque horroroso despertar en su cama.
AHORA SI PUEDO PERDER EL SENTIDO PORQUE LLEVO EN LA CABEZA EL "CON RUMBO TINTO BRAVO GARANTIDO"

DINERO FALSO (super oferta)
Una buena opción para destacar al lado de la barra. Saque su dinero falso con la Cara de grandes milongueros de hoy y de siempre en el anverso y grandes bailongos cerrados en el reverso. Para coleccionar, deslumbrar a sus amistades y entablar conversacion con  las muchachas que disfrutan  una charla agradable con un tipo original . Un surtido stock de plata confiscada a grandes artistasa del choreo y posteriormente retocada por nuestros  PINTORES SIN GUSTO para producir un pequeño capital que en autenticidad  no tiene precio.
Billetes de 5,10,20, 50, 100, 200, 1000 y 468 Milonguines con autenticos milongueros rastreables.
DINERO FALSO 100% CANJEABLE POR BUENOS MOMENTOS! A que si!.
Y si se aburre en la milonga puede divertirse mientras degustan unos buenos moscatos de uva pasa jugando a las :

CARTAS TOPE & QUARTET DE LA MILONGUERIDAD!
Naipes plastificados en hule florido con Los Mas grandes bailarines de hoy y de siempre. Ocho Items  para divertirse sanamente.
MUSICALIDAD - RITMO - CADENCIA - VELOCIDAD - TÉCNICA - IMPROVISACIÓN - ABRAZO - CONEXION.
Te juego mi Chantuchio por tu Marsina! en IMPROVISACION y CADENCIA  No hay carta que le gane!
Y proximamente las TOPE&QUARTET de Orquestas y Cantores. Ja Jar!!!!

G
VESTIDO Y SUJETADOR ANTI MANO LARGA LILITA BUVI.
La joya de la corona, ahora que se destapan los chanchullos de todos esos incontinentes sesesuales que acosan a las muchachas con sus poco milongueras pretensiones. Porque el vestido y sujetador Anti mano Larga detecta inmediatamente aquel apéndice, extremidad o injerencia externa  no deseada que se desvía un poco y provoca una incomoda sensacion. EL ANTI MANO LARGA LILITA BUVI es en realidad una mini plancha de inducción digital que reacciona al roce que llega para quedarse. El aviezo galán notara un calor que en su atolondramiento confundirá con reiki pero en segundos ese bienestar se traducirá en quemadura de Primer grado. 
*CONVERSACION INVENTADA, AUNQUE NO DEMASIADO 
- Hay que ver  cuantos muchachos están peinándose en el baño con los dedos, Telma
- No, Rumercia. Intentan calmarse las escoriaciones pasándose las quemaduras por lo pelos como les enseño la abuela. A estos ni el dentífrico los salva. Permitime un minuto  que tengo que desconectar el mecanismo del VESTIDO SUJETADOR LILITA BUVI. Otilio, viene Lanzado!

Y si les da hambre después de la milonga accionando el selector supervivencia del vestido podrá compartir con Otilio un chocolate caliente o unos huevos rancheros! 
VESTIDO Y SUJETADOR ANTI- MANO LARGA LILITA BUVI. NO META LA MANO AHÍ. NO META LA MANO( AL MENOS SIN PERMISO)


CATALOGO DE BOLUDECES MILONGUERAS Y COMPLEMENTOS INUTILES 2018 LUSIARDO TANGO.CLUB
PRODUCTOS 100%40 GARANTIZADOS(EN LA FOTO)
VAMOS TODOS A COMPRAR!

COMO AFRONTAR LAS FIESTAS SIN PERDER LA MILONGUERIDAD - Por Nicanor Rumiseldo Paredes (facebuquero senior)

Fiestas. excesos. La milongueridad corre peligro. los convites y los agasajos se suceden sin pausa. Aquí le damos consejos cortos para no quedar como un sanguango y perder  esa aura misteriosa que muchos llaman "Saber estar"
1- Si le es imposible pasar por su casa después del agasajo y antes de la milonga debe ir equipado con un kit de supervivencia en la bolsa de zapatos utilitaria: una camisa arrugable en una bolsa del mercadona, pastillas de menta, calcetines, una toalla, un termo con café y sal. En el bolsillo con cierre del abrigo un par de billetes para imprevistos y su dirección anotada, junto con calles aledañas. Conviene tener un peine y una tirita, idealmente.
2 - Nunca vaya al agasajo estrenando un traje. Conviene que se lleve una chaqueta casi a punto de jubilacion, unos pantalones de tiro alto, con tirantes, para evitar las miasmas del baño y una camisa baqueteada. En estas fechas abundan las salpicaduras y las devoluciones. y si el traje tiene que acunar un charco con su cuerpo dentro es mejor que sea un poco impermeable. La vuelta a la realidad suele ser dura y la factura de la tintorería aun más.
3- Conviene que salga del banquete antes de ver la realidad como un prisma fragmentado. Deje la cesta y las bazofias que los optimistas identifican con regalos del amigo invisible  a alguna compañera de buen ver, con la que tenga aspiraciones a largo plazo. Diga que tiene que ir a bailar en el "hogar para niños abandonados por adictos a tangomaratones o festivales de fin de año"  o en el "museo de las glorias milongueras" y que esas tristes baratijas podrían alterar a los pequeños o a los jubilados  y transformarlos en zombis aullantes. No intente pasarse de vivo con el aura romántica del bailarín humanitario, o el desengaño posterior será peor.
4-  Antes de llegar a la milonga entre a un viejo bar, pida un café cargado y una soda de litro para prevenir la des-hidratacion de los espirituosos. Vaya al baño. Sitúe la cara frente al espejo. Ve los ojos y grandes superficies de su cara enrojecidas o inyectadas en sangre? ve sospechosas colgaduras amarillentas tipo turrón haciendo un puente entre las comisuras y la chaqueta discreta? Ve?
Si no llega ni siquiera a identificar su rostro es hora de apelar a un taxi con los billetes salvavidas y haciendo un ultimo esfuerzo para recitar la dirección que lleva anotada, junto con la ruta - aunque depende donde este por ahí eso lo delata más -  acostarse a dormir cómodamente en su camita. Muchos grandes milongueros obstinados en su resistencia han terminado decorando los suelos con su miseria. O sufragando giras en países lejanos.
5- Pero si usted es cabezon, persistente y se complace en su reciedumbre  habrá que emprender medidas  correctivas. Sin abandonar el baño diga en voz alta y sin modular "Atrás quedaron aquellas tandas rutilantes de Tanturi y Troilo" Si suena algo así como"atsrsrasqueeuensososotanrurieisntrieiellopnnsss" y su empeño le saca una voz grave y arrastrada es hora de apelar al termo con café con sal. Abandone la zona común. Encierrese en el cubículo, dele cinco tragos gordos. El café con sal es un poderoso emético. Arrastrara sus penas y su congojas y lo purificara de excesos. Repetimos. Abandone la zona común o no habrá modo de contener el torbellino de emoción y de asadura. No llegara de ningún modo al  amigo inodoro y contribuirá a la miasma, corriendo además el peligro de resbalar en su decadencia. Limpiese los labios con papel higiénico, apliquese una mano en los ojos. Palmeese la nuca. Calmese. Es hora de volver a la normalidad.
6 - Ahora, una vez expulsada la inflamacion - pero no la intoxicacion, que ya viaja muy oronda en su sangre - es hora de recobrar la postura. No dude en cambiarse la camisa. La depravacion llega a lugares que usted no ve.   Para la vertical  es preciso  ajustar los tirantes. La presión en los hombros lo anclara a la tierra cimentando su eje y la presión en la barriga impedirá que la misma escape como un bulbo extraño y Lovecraftiano.
7 - Hidratese por dentro y por fuera. Inundese la nuca, la melena o la calva. Que las aguas del mar rojo bañen de frío su exaltacion. Quitese los excesos con las manos, el peine y movimientos perrunos. Utilice la toalla que lleva en la bolsa. Si amigo Milonguero. Llevar canas de papel higiénico por no haber previsto este útil accesorio, es casi tan penoso como arrastrar los bajos del pantalón llenos de humedales con sus correspondientes criaturas. matando los pivots y los giros en la pista. Pantalones altos. Lo recuerda? Salga del baño. En el melancólico pasillo penumbroso lustre los zapatos con la camisa desechada. Pongala en la bolsa de plástico del mercadona. Que no contamine sus zapatos de bailar con los restos de la bacanal.
8 - Vaya a la barra. Tome el café y la soda. Intente una mini dialogo con algún parroquiano ocasional. Si el tipo lo mira raro vuelva a entrar al baño. Obsérvese nuevamente en el espejo. Ve algo parecido a un humanoide que lo observa desde el fondo de un planeta acuoso? Es hora de reconsiderar la opción del taxi y volver a su casa. Si por el contrario ve algo asimilable a un milonguero eufórico puede seguir adelante y autoengañarse pensando que las fiestas se llenan de seres hostiles que no lo comprenden.
9 - Ahora le toca el turno a las pastillas y al frío. Camine hasta la milonga. Que la conciencia vuelva a raudales o  lenta, pero vuelva. Repita paso,gancho, sanguchito,giro, como una letanía hasta 20 veces. Encomiendese a San Finito Escabiadin, patrono de los milongueros. Situese mentalmente debajo de 50 hilos que lo sostienen y un traje blindado. No intente saludar festivamente a otros paseantes. Puede recibir una paliza o una amistad babosa. Que cada uno se haga cargo de su realidad sin molestar.  Es hora de milonguerizar los conceptos.
10 - Entre a la milonga decidido y acomodese en una silla que no reciba iluminacion directa. Si se siente seguro quedese acodado en la barra, pero sin pasarse con el trago. Cabecee sin ostentar, naturalmente. No vaya a ser que vuelvan los efectos del café. Salga a bailar con desconocidas, extranjeras mejor. Así se ahorra de pasear sus farfulleos e incoherencias. Hasta que recobre la compostura no se le ocurra hacerse el artista. Paso corto, medido, abrazo justo. Sea sobrio. Que los payasos se caigan. Que los exaltados filosofen sin sentido. Usted es un estandarte, un símbolo de la milongueridad, aunque este a media asta.  La milonga es larga y hay que llegar al final con decencia y sin caerse. Acuerdese de la resaca y solo brinde mojándose los labios. Aunque en la ronda sienta un calor abrasador no cometa el error de desprenderse la chaqueta bajo ningún concepto. Un botón flojo camisero es casi como una estrella ninja es estas fechas. Y no queremos después afrontar resaca y juicios. 
11- No fuerce su alegría. No fuerce su cuerpo. No fuerce.
Un abrazo milonguero y buenas tandas para el año que viene.

El Milonguero que enrollaba inviernos


Llegó "al Oriental" casi con el ultimo tren de la milongueridad turística, cuando apenas quedaban pacs de tango con el emblema del C.I.M.  lamentables bolsitas donde se asfixiaban el choripan recocido, almanaques con postales de milongueros que ya no vienen más y un llavero con zapatos masculinos o femeninos con el insidioso logo del consorcio y el nombre de la milonga apenas sugerido. Cuando se iban los últimos toxi-tangos dejando al borde de la pista su mugre de tarjetas y negocios. Cuando comenzaban los combates en serio en el ring de los "Titanes de la milonga" y los demonios se soltaban por fin, sacudiéndose el almíbar de la pose en épicos contrapuntos de madurez y maña afrontando a la orquesta enlatada con la ventaja de mil tandas repetidas. Traspiraba frío, el  pantalón mojado en los bajos por la lluvia y la inclemencia viniendo a secarse en el calor del micro clima entre el terraplén, bosque y sanja. Con los zapatos de bailar puestos, para ablandarlos pisando las calles. Acostumbrado a zapatillas, sin bolsa, ni firulete, de esos que han deambulado por la periferia de  los bailongos sintiendose comodos en todos pero sin quedarse en ninguno. Fue derecho al derredor de  la barra estandar donde se mueven los sociólogos del comentario, los sibaritas del vino de rebajas, los que en invierno se ponen abajo de la reglamentaria camisa milonguera los negros estandartes de festivales veraniegos  por si hay que volverse un poco loco o romántico en plan desprolijo. Donde van  los milongueros mercenarios que bailan Pugliese, rock y cumbia y todo bailan igual. Ya tendría tiempo de pasar por la barra parrillera, con su folklore de desdichas y sus mito lógias pletóricas de símbolos pegotes. Se regodeo en la feria de zapatos salidos recién del horno y con la marca roja  de la navidad en el cromo. Pidió una cerveza artesana "Porteñito(r)" macerada en la misma olla donde se cocieron lentejas memorables. Pidió otra. Cabeceo  a una beldad oriental - pero de la banda y no del continente - y ahí salieron los dos a Donatear cerca del poste central donde las pantallas cuadroramicas pasaban "Fermin" en versión Turca con mas intensidad que la de Alterio y el molesto cartel de tanda y tren rebajando emoción. Al elevar los brazos al abrazo, la chaqueta subió mas arriba de los bolsillos traseros del vaquero revelando dos bultos cilíndricos. "Volvió el criollo de avería con el puñal de sisa en el vaquero" dijo Ricardo "Tumbale" un anónimo elemento que es como la Sagrada Familia, en años,  abrazo helicoide y  claroscuros.  No le vimos edad para esos trances. Hace tiempo que los bailantes no clavan los cuchillos debajo de las mesas. Ahora con suerte se apuñalan a comentarios en las redes sociales o se ganchean en Darienzos sangrientos. La distancia mas corta entre dos puntos es una recta. Karina que bailaba con el, haciendo eco del mudo interrogante le pregunto directamente que llevaba. Pablo, que así se llama el milonguero, miro a lontananza, sonrió, movió sus ojos hacia su realidad interior y luego de un segundo contesto: "Tengo todo el invierno en el bolsillo" Anote por costumbre la frase en la tablet para el archivo de sugestiones y dije al corro de los muchachos Lusiardianos que por los excesos compartian conmigo solo la mini picada de cinco platos con cabernet y sin achuras ni pan.
  - Fijense. En su aparente juventud este hombre ya tiene en el bolsillo la experiencia de muchos desengaños, ha buscado el cariño en el abrazo, como quien busca el fuego en medio de la nada, se ha calentado en el. Ha visto los espectros saltar entre las ascuas y al morir el resplandor ha juntado las brasas del espíritu caldeado. Y como nuestros hermanos los aborígenes lo ha guardado en el hueco del cuerno, sellándolo con estopa para afrontar la larga marcha y poder reproducir ese calor de la fogata en las milongas que no tienen alma.
Romulo Papaguachi que  salio de su refugio para brindar por las fiestas comento - Ese muchacho esta en manos de malos profesores y tiene un rollito con las secuencias y los pasos que corresponden a cada orquesta bien anotados para no olvidarse.
 El filosofo Diogenes Pelandrun casi eructo su pensamiento -   Normalmente la belleza impacta. Y te deja descolocado unos diez segundos. Siempre hay que tener  recursos en el bolsillo para responder a las mujeres, que son más inteligentes. Es de sabio llevar un buen disco externo para reducir lo que yo llamo "el lapso de tontería"
- Que viene a ser?
- Lo que es. El intervalo mínimo adecuado para catalogar a un tipo como genial, interesante, normal o innecesario. 
- Hay medida para ese lapso? -  quiso saber Piton Pipeta, que es un teórico de la inteligencia.
- No. No. Depende de cada cual -  Pelandrun tomaba el cava con un hielo alternando con chupetines antiácidos -  El bobo normal intenta salir del paso con graciosidades espontáneas. Se entierra bajo sus chistes malos y pasa la vida así.
-  Pero si viene con el ayuda memoria y la frase hecha puede que se embarre más.
- Un tipo sabio vendrá con las palabras guardadas en el pecho y la emoción de la locura cabalgandole en las sienes. Estará listo para el verso desesperado y...
- Y por ahí con tanto despliegue se le escapa el romance como siempre Catulo. No. El tipo sabio escucha. Habla lo justo. Y actúa en consecuencia.
- Pero entonces que es el disco externo?
- Un bolsillo lleno de secretos.
- Ah. Entiendo - dije sintiéndome hermanado casi con el filosofo - Caramelos de leche. Dos hojas con garabatos prensando otra hoja, pero seca. La foto del abuelo. La entrada de una pelicula. Un boleto de colectivo casi capicúa. La llave de un bunker. Y un pañuelo envolviendo una pastilla de jabon con la cara de un ángel. Algo así Pelandrun?
-  El bolsillo lleno de secretos es lo que usted quiere que sea. Lo que importa es que le sirva, Catulo. - - Pues a mi me parece que tiene un kit obligatorio de supervivencia en el bolsillo. - Piton Pipeta jugaba desganado con la mayonesa y un trozo seco de chorizo -  A saber: un bocadillo en papel aluminio, una linterna y una toalla.
 - Una toalla?
-S.i. Lo lei en "La guia del autoestopista galactico". Por las dudas siempre hay que llevar una toalla. Aparte  de seguir las cosas como están pronto habrá un apocalipsis de milongueros zombis. Y hay que estar preparado.
Termino la tanda. Los bailantes se restituyeron a la periferia de la barra, a resguardo del fuego enemigo. El Fermin Turco y el Ciempiés se re-encontraban sobre un cartel que anunciaba "Se vienen las milongas de Raciatti."
 Me fui al baño tuneado con las caras de los grandes. El espejo metido en la sonrisa de Gardel me devolvió la mirada. Mientras me secaba las manos con un papel extraído del bandoneon de Troilo lo Vi a Pablo que sacaba del bolsillo un rollito y cortando un poco de papel procedía a sonarse los mocos.
 -Si tengo que salir con pañuelos con este resfrío estoy frito. - dijo.
Pensé en las interpretaciones, en las palabras, en las fabulaciones. En las costuras del mundo que apuntalamos con la aguja platoniana que nos facilita el cerebro.
El otro bolsillo abultaba menos. Quizá llevaba  los poemas escritos en apretada letra.
O por ahí otro rollo de papel higiénico de repuesto.












EL MILONGUERO DISNEY

Castor y Polux Gigena, los camareros del bar "Roñoso" nos recomendaron entusiastas al nuevo Bartender,  "Artista" avalado por Rudecindo Mamerces, dueño del lamentable establecimiento pre-milonga  donde  recalamos todos los viernes  con la esperanza de ver terminada "La Troila Firpini" que el ballet  campestre de los Yumper ensaya a perpetuidad. Eramos Piton Pipeta,  Diogenes Pelandrun y "los servicios milongueros 24 horas" Vieytes y Luconi, que en fechas navideñas muestran su lado sensiblero.  En todo el ambiente se palpaba una claridad en la mugre, como si se hubiera abrillantado la pelusa.  El barniz nuevo de las mesas mataba el olor de los soñadores recalcitrantes. Versos  traídos de casa y tallados con cincel suplantaban  las habituales incontinencias verbales  de hombres heridos por la realidad y boqueando su rabia de costado.  Los afiches de  fallidas promesas no cumplidas de la canción presentaban un desnivel gráfico que les quitaba su patina de mito.  La  carta de tragos venia impresa -no escrita- sobre cartón corrugado. Un detalle que parecía encantar a a un tangocontingente vestido con diseños pret a porter  chillón. Supusimos que serian  los que hacen el recorrido en el tren de la milongueridad  fletado por el consorcio milonguero. Bailantes de dos tandas en cada parada. Turistas del souvenir con choripan chimichurri Take away comprado en nuestra  "Milonga del Oriental"  globalizada. Tendríamos que haber visto las caras de la concurrencia antes de pedir. Pero como teníamos tiempo nos arriesgamos con un "Pibe Ernesto"( - vermut y esferificaciones de menta)  un  "Francini-Pontier" (gin con granizado de granadina)  una media pinta de  Arolas (cerveza gasificada con espuma de champan en taco fino) y dos Molina Campos (menta y anis en obleas) Todo aderezado con baya de endrino. Doble racion en el caso de Vieytes y Luconi.
 La naturaleza del error estriba en la falta de clarividencia y la posterior e inútil enmienda mental. Todos somos sabios después del fallo. Cuando nos sirvieron los tragos engalanados con Gardelitos plasticos les dedicamos toda la atención que merecían conteniendo la respiracion y buscando el sabor en las cosas que flotaban en los vasos.
- En la antigüedad clásica las estacas de endrino  eran las mejores  mata vampiros. El autor de esta basura  nos consideran de esa misma raza. Es un  atentado al gusto, adormece la boca y el cerebro - dijo el Filosofo Pelandrun mientras pedía una segunda ronda acompañada por papas Bribón con ketchup picante y medio sanguche de milanesa, que no salio aceitoso ni nocivo, sino mas bien con una consistencia plástica.
-  La antiguedad clásica. Siglo V mas o menos?
- NO.NO. Los años 60 con las películas de la Hammer. Antes usaban piedras.
Rudecindo Mamerces dueño se acerco entonces con algo que calificamos como el hijo de un chaleco y una chaqueta marrón. *El Roñoso. Dueño* decían las mangas bordadas.
Ya habíamos visto una aberración similar en la persona de Riquelme:* El Oriental -Manager* . Diseño del  C.onsorcio I.nternacional M.ilonguero.
- Usted También Rudecindo,  hijo mio? -  dije. La venta de versos  me reporta mas frustraciones que beneficios, además de mantenerme en un depresivo bucle tópico.
-    No se ofendan  pero si fuera por lo que consumen ustedes,  los desesperados de la milonga y los bohemios  ya hubiera cerrado hace rato. Los conocedores que venían antes por la comida y el tango dejaron de aparecer. Así que no vengan a reclamar. El Consorcio me hizo una oferta interesante.
- Pero nosotros formamos parte del "Pintoresquismo rústico" de la guia gatronomica! Si "El Roñoso" se transforma en un bar de aeropuerto con ligeras reminiscencias tangueras la flor y nata de la milongueridad dejara de venir.
- A quienes se refieren? Al cura que se robaba las limosnas para milonguear? A los milongueritos del Amor,  que solo se comen una pizza cada tanto con soda?  A los viudos de Goyeneche y Troilo que se rompen la garganta y los dedos sin dar una? No muchachos. La guia Gastronómica se fundió hace rato. Y los que se mataban con las milanesas no aparecieron más.
- Literalmente Hablando, Rudecindo. Su cocinero Cristino  camina al borde de la ilegalidad con lo que sirve. Pero Meterse con Cacho y Pocho!. Pobres angelitos sin cariño.
- Si,Si. bien que se han alimentado estos años. Pero con el consorcio ira mejor. Me ofrecieron la oportunidad de participar,  estar conectado a  la movida milonguera.
- Cambiar las milanesas aceitosas por Milanesas plásticas y el encanto de la bohemia por poligriyos disfrazados de artistas?  No. No. Le exigiran cantantes horrososos como Osvaldo Malandra.
- Ustedes digan lo que quieran. Pero el mundo real cambia. Y hay que subirse al cambio, comerse el orgullo. Ahi mismo esta la parada del tren milonguero. Van a venir, como en los viejos tiempos.
- Pero que esta diciendo? Si ni siquiera hay vias!
- Ignorantes. Todos estos son del tren anterior -  Los del grupo chillón se hacian sacadas en milongas de Vidal.
- Una parada ahi?  Nos viene justo!  En un rato nos vamos en el tren,  bajamos por el apeadero cerca de la parrilla y nos regalamos con una parrillada dorada por la mano de Pococho. Y Pelandrun se ahorra el gasoil de su coche tanguero -  En corta distancia Pipeta  comienza a flojear como Romulo Papaguachi,  recluso invernal   en su monoambiente decorado con viejas partituras y fotos de bataclanas con las que asegura haber tenido romances.
- Si. Muy comodo. Nada de mística. Bajar del tren de morondanga y casi caerse sobre nuestra mesa. Con lo que me gusta a mi entrar a milonga y proyectar ese halo misterioso con el que se encandilan los principiantes.
-   Mucho criticar Catulo. Y el primero que quiere hacer una pasarela de diseño es usted. Si hay tren yo me subo - afirmó Pipeta.
- A que si Pipeta?  Les gustaron los tragos? Mi muchacho se paso toda la noche creando.
- Su... su hijo es responsable de... esto?
-  Son... personales.
- Y, sale al padre. Permiso. Tengo que adecentarme cuando llegue el trencito -  Rudecindo salio orgulloso hacia el mural inmenso pintado por el mismo "artista" en donde los milongueros alternan baile con querubines enchastrados en dulce de leche. Notoriamente al fresco se le veian unos trazos raros. Como si Boticcelli Hubiera arreglado cualquiera de los cuadros expuestos en el Museo del Arte Malo de Massachusset.
- Pero Este hombre no se da cuenta?   El consorcio es como una Franquicia! No tiene alma, ni mística. Esta unificando los lugares milongueros, transformándolos en fabricas de felicidad coloridas. Y cuando lo hayan cambiado todo no va a quedar nada de ese espíritu, ese irresistible halo  medio hereje de la milongueridad - Estallé.
- El consorcio es como  un grano de sal en la cerveza  - Da euforia y mantiene alejada la resaca pero no sirve de mucho. Porque al otro día el supremo maestro que es el dolor no está. Y el hígado se acostumbra al exceso.
- O esos que hierven el vino. No se le ve el alcohol por ningún lado. No tiene gracia.
-Que dice Pipeta? Hervir el vino?
-Hay gente para todo. Pero es un síntoma Diogenes, Esto se esta llenando de Milongueros Disney. Gentes que viven en un mundo de fantasía con amiguitos que bailan igual que ellos, con vestiditos y trajecitos de color, mágico mundo de color. Igual que el canal.
-No se. Mejor diría Bailarines Disney. Hay algunos fantasiosos que piensan vivir del tango solo por la pilcha. Pero son los menos. Es verdad que cuando le dan al trago de más ven amistosos animalitos antropoides con ojos tiernos que les susurran al oído lo grandes que son. Pero al rato el animalito amable se transforma en el pato Donald. Y su grandeza se vuelve edad.
-  "Yo hace dos años que bailo. Ya no tomo clases" me dijo uno el otro día  Se creen magos cuando apenas llega a aprendiz de brujo. Pero no importa, parecen amistosos,  tienen la mueca eterna de un muñeco, bailan como el culo y con soberbia.   Y además piensan que por su buena onda las mujeres se sentiran como princesas en su abrazo.
-  Princesas. Esta lleno de princesas.
- Se creen princesas por su belleza y porque aprendieron  adornos. Esperan al principe de la tanda y casi no alternan con la comparsa grotesca, que viene a ser casi todos.  Se rodean de una corte de amigos cuyas verdaderas pretensiones son "entrecarnales". Y el principe no viene. O termina siendo un golpeador.
- Yo hablaba de princesas tipos. Sentados en el trono relojeando lo que hace el populacho y la corte.  Y cuando condescienden a brindar al mundo su baile se regocijan en su saber sin permitirse una pausa para el disfrute.
- Como esos  músicos del metro que tocan en el violín "Por una Cabeza" con mucho adorno y todo seguido pero sin ponerle esa pausa, ese...dolor.
 - Resaca más bien. Tengo arrugada la cabeza por cada resaca. Mi corpus filosófico se arrastra como yo por la resaca.
-  Pero entonces podemos tipificar dos clases de Disney: los Disney de la realeza y los pelmazos simpaticones, entre los que también abundan los animalitos graciocines.
- Se están yendo de rosca. Cada cual baila como le sale. No hagamos un nuevo "Para leer al Pato Donald".
- Debe ser el endrino.  "Para bailar al pato Donald". Dorfman vuelve. Pero Donald era Milonguero de verdad. Vivia solo, al borde de la ruina, sin hijos y era un desastre.
- Hay milongueros y milongueros. Pero el Milonguero Disney es diferente. Quiere ser como Donald, tener la valentia del Rey Leon y ser popular como Mickey.
 - Insisto en lo de bailarin Disney, Catulo. De milonguero no tiene nada. Lechugueros  con ínfulas. Uno lo ve venir con sus pantalones de diseño, su traje, su postura, el peinado conveniente y un poco atorrante. Un bailarín de documental y pose. Y cuando se pone a bailar aparece el dibujito.
- Odio el Mundo Disney. Odio las princesas - Luconi sorbía ya el fondo de su trago -  Disney me engaño toda la infancia. Cuando ponían la propaganda  en la tele  aparecía siempre el pato Donald o  el Tío Rico.Y los tres sobrinos repelentes y sabihondos. Donald la tenia clara. Los mandaba a pedirle guita a la casa del Tio Rico y junar claraboyas por donde entrarle a la pileta de dolares. Estaba compinchado con los chicos malos.
- Nosotros somos de los chicos malos - acotó Vieytes con los ojos agrandados y sanguinosos.
- Pero Mickey no.  Mikey era una rata sin gracia- prosiguio Luconi, con el mismo gesto enrojecido de su compañero -   Unos buenos dibujos y la pizza de la abuela. Cuando empezaba  aparecía el castillo, campanita y después ponian una película con las aventuras de una mofeta,  un oso haciendo cagadas por el camino o unos hurones yendo al circo. Con un locutor hablando. Y el dibujo no aparecía.
- Y Ahora se metieron con  la Guerra de las galaxias. Cualquiera puede ser Jedi en media hora si es lindito. Todo un carajo. - había una curiosa empatia adolescente en aquellos energumenos - Todo un carajo!
- Tranquilicense muchachos. A todos nos robaron la infancia.
 - Ya llega! Ya lle Ga! - Marsulio Mamerces, el hijo de Rudecindo salio entonces de la barra haciendo sonar una bocina con los acordes de "Melenita de Oro" Llegaba una camioneta tuneada arrastrando tres vagones, como los trencitos donde llevan a pasear a los pibes en navidad.  Tenia todas luces rojas. En la parte delantera los focos iluminaban las gafas de Di Sarli. Cada Vagón venia medio lleno y en los estribos había dos taxitangos disfrazados.
Vieytes y Luconi saltaron enseguida.
- No lo puedo creer. Pusieron al ratón Mickey asqueroso
- Y al perro Plutopedorro
- Pero que dicen? Son dos tipos haciendo de  Castillo y Troilo.
- Disney y la recalcada c.arrrgghhh - Los dos saltaron como matones de la mafia al encuentro del tren para pelearse con los pobres tipos, a los que en su locura habían confundido con muñecos.
 Castor y Polux se unieron a la pelea para defender el tren. No hubo manera de separarlos. Cuando llegó la policía el  Disarli estaba todo abollado, los tangueros de diseño huidos  y Troilo tendido con Castillo al lado de la parada polémica quejandose sin bandoneon.
Rudecindo lloraba amargamente en el mostrador - No. No. Me van a  sacar del Consorcio. Me quitan la chaqueta...Y el personal tambien.
- No hay que alentar a estos primitivos.  Fijense las consecuencias. Toda turba comienza así. El imperio siempre contraataca - agregó lacónicamente Pelandrun.
- Si por lo menos se la  hubieran agarrado con algunos toxitandas...
- Creo que les pegaron mal las bayas de endrino racion doble.
- No.No. En navidades salen a repartir volantes y sopapos. Son...asi.
- No se que es peor. Los muñecos Disney o los tangueros de felpa.
- Llegara un día en que no se podrá distinguir la diferencia. Eso, sera peor, Catulo.   Y aunque nos pese nosotros somos los milongueros Disney. Nos alimentamos con la fantasía de creer que la milonga sera una recreación de la edad dorada. Y no. No. "Omnia Mutantur. Nihil Interit". Nada se pierde, todo se transforma.  Aunque yo lo agregaría Nada se pierde aunque recalentadolo demasiado  su destino es dudoso. Vamos. Es hora de ir al "Oriental".
Pagamos y nos fuimos al encuentro de nuestro querida milonga. Pelandrun tenia el coche cerca. Quise caminar  al encuentro del "Oriental" para darle un pretexto al frío que sentía. Pero me subí al tangomovil y me adormecí soñando con  pasados nuevos.

lunes, 27 de noviembre de 2017

LA MILONGA DE QUICUCHO


Eran unos anfitriones macanudos los Quicuchos. Llegabas temprano a su milonga y te acomodaban en el mejor sitio, hasta que llegaban sus amigos “Los artistas” y Quicucho recordaba que la mesa donde estabas se la había reservado a tal o a cual y casi llorando te decía que lo perdonarás, “Porque vos sabes, ellos lo dan todo por el tango” Y  vos querías decirle: “Yo también Quicucho. Me vengo desde lejos para bailar, aunque mañana trabajo temprano y me dejo el alma en las pistas y la mitad de la plata en la milonga, porque al tango hay que apoyarlo”. Pero el Pobre Quicucho compungido te acomodaba donde podía, al fondo, donde ni la pista se veía, junto con otros milongueros no preferentes.  Pero igual, sonriendo y para tener un detalle con vos te invitaba a comer alguna de las empanaditas que preparaba la Quicucha, que no eran muy sabrosas pero tenían buena pinta. “Te hago precio”  te decía. Y vos, que no tenias mucho hambre sucumbias a la gula y le comías dos o tres de esas cositas, que valían lo mismo que un menú en un restaurant bueno y no te llenaban. Porque el relleno era una bola pastosa  con algunas olivas y una cebolla medio cruda flotando en liquido amniotico aceitoso que ademas manchaba siempre las camisas.   “Esta buena?”- te preguntaba Quicucho – “comete otra” – Y vos no le podías decir que el relleno de higado picado no estaba bueno  o el aire comestible era una posibilidad culinaria para los que hacen dieta y no tienen que bailarse seis tandas seguidas porque enseguida remataba “La Quicucha se pasó toda la noche con la espalda inclinada rellenando  los discos. Todo lo hace ella” Y vos mirabas la masa, le veías un plástico, un pedazo de separador de tapas compradas que se le había quedado. Veías la uña en punta de la Quicucha, con un poco de materia oscura y no decías nada. No porque no quisieras sino porque enseguida Quicucho te pedía “Por favor sacame a las muchachas que estoy en la barra y en la música. Vos sabes como es esto. Ellas necesitan foguearse, ganar confianza”.  Las “Muchachas”eran alumnas perpetuas de sus clases. Imbailables.  Acostumbradas a a la marca férrea y sin ningun contacto con el circuito milonguero externo.  Y vos las sacabas a bailar sabiendo que iba  ser un horror. Vaya uno a saber que cosas  enseñaban en la academia de la Quicuchidad con su estilo barroso y  duro. Porque las pobrecitas “Muchachas” te miraban, comprendiendo y disculpandose “Esta semana no pude practicar mucho y no se si podre seguir”  Victimas  de los Quicuchos, pisando fuerte y sin posibilidad de modificar su trayectoria, con la deriva melancólica de un Valiant sin freno ni dirección encaminándose a una avenida concurrida. Como otras pibas bailarinas de belleza discreta que los  amnésicos alumnos Quicuchianos se apresuraban a sacar desvirtuando los cabeceos de los milongueros normales. Y mientras estabas ahí, bailando como podías y esquivando a los Quicuchianos desenfrenados lo veías a Quicucho con las mejores bailarinas, en la tanda que supuestamente no podía bailar, disfrutando como un cosaco y haciendo bromas con los “Artistas” – que no eran de verdad, sino una proyeccion de su ego. La crema de la milongueridad. Pero en un pote resecado. Y cuando terminaba la tanda y volvías  al rincon detras de la columna, con el eje modificado y los pies jodidos Quicucho te guiñaba el ojo y te decía: “Pasate por la barra que te invito un vino”. Y vos, que nunca escarmentabas ibas. “Dale un vino, negra” decía con su solvencia de  maestro de ceremonias. Y si el Quicucho era toda bondad, la Quicucha era su Yin, pero un yin pintado con brea con un huevo frito en medio. Seca, agria, mal entrazada, rea. Les cobraba la clase a los principiantes como si ella les hiciera el favor de aceptar su dinero, que siempre le parecía poco, por su sabiduría milonguera.  Y cuando se iban despotricaba  con sus frases típicas  extrapoladas a Tita Merello cuando interpretaba a  la Carancha “Este no sirve pa milonguero”  “Mira ese pobre desgraciado, se cree que baila” o “Infeliz, Cada vez que baila esa mocosa le pasan  por en medio de las patas dos caniches y un buldos” Y vos no te ibas de la barra para no darle pretextos o cabida a sus criticas. Entonces te preguntaba si no querías venir a su clase, porque tenia alguna piba desparejada. Y vos amablemente rehusabas, porque ya habías ido a “colaborar sin costo” y la Quicucha te había cobrado con retroactivos. Así que te tomabas el vino con incomodidad. Apurandolo muy mal. Te dabas cuenta al otro día en el trabajo con el cráneo como una pizzeta partida con un hacha mellada.  Y cuando le dejabas la copa vacía y cabeceabas por fin a una bailarina decente la  Quicucha te gritaba, “eh… son dos Euros”. Y vos mirabas y mirabas para hacerle señas a Quicucho. Pero Quicucho no aparecía por ningún lado. Y la piba ya había salido a bailar con otro.  Se turnaban para fastidiarte. Quicucho volvía cuatro tandas después, vaya a saber de donde, con malvones y les daba uno a cada chica. Y  te decía. “Para vos  también tengo algo. Tomá, lo traje del campo. Lo tenia en el baul del coche”. Y te daba un manojo de tomillo. El tomillo no es hogar para un bicho. No ofrece amparo y es demasiado rústico hasta para las plagas. Pero fíjate vos, en la rama que el Quicucho te tenia preparada siempre había pulgones, tres hojas de ruda  y una mancha de sangre. Anda a saber que más habría en ese portaequipaje. Y vos como un tonto, cuando te ibas, después de esperar y esperar una tanda buena que nunca llegaba, sabiendo que a esa hora no ibas a conseguir otro transporte que un bus errático que por ahí pasaba cada media hora  querías decirle: “Che Quicucho, la pase como el ojete” Pero el estaba en medio de la pista, haciéndose el galán y el virtuoso junto con los Artistas, disfrutando la tandas de tangos mezclados y sin criterio  que le encantaban y a vos te parecían espantosos. Entonces comiéndote toda esa rabia, con el ramito  de tomillo lleno de roña en el ojal de la chaqueta – te lo había acomodado la Quicucha,  diciendo “asi estas mas presentable, atorrante”  con una risa falsa – Te ibas jurando no volver nunca más. Pero antes pasabas por el baño. Y lo veías al Quicucho orinando con la puerta abierta. Un hombre prematuramente viejo, seco, decrépito, medio borracho por las penas. Una piltrafa. Con voz triste. Hablando solo. Un pobre rico jubilado haciendo una milonguita para sentirse útil. “No se que voy a hacer. No se que voy a hacer” Se agarraba la cabeza y lloraba. “Esto no da para más. No da para más. Les fallé Papitos” Y  aunque dudabas si eso era una actuación o la verdad, te desarmaba. Te ibas caminando despacio. Meditando sobre el tiempo y haciendo firuletes. Moviendo las piernas llenas de puntazos. Y cuando estabas esperando el bus en medio de la nada, en esos momentos en donde parecía que no había nada despierto sobre la faz de la tierra y vos eras el ultimo superviviente de la raza, te llegaba un mensaje del Quicucho: “Gracias por venir. Vos si que sos un amigo” te ponía. Y un emoticono con una sonrisa y una lagrimita, te ponía. Y así te enganchaban y te enganchaban. Trabajandote la lástima. Unos cagadores macanudos, los Quicuchos.

lunes, 20 de noviembre de 2017

SAULO CRAPANI, EL PROFETA EN LA MILONGA. Una entrevista de Enriquito Sacamerdi

Cada vez que aparece un personaje en el ambiente del tango se oye la voz profunda de Puan Hiriarte que me habilita estipendios para confrontarlo. Solo su voz. Es el jefe tácito de la redacción del Blog, tan esquivo que hemos llegado a nombrarlo el Archiausente. Para que cuento esto? Como introducción a la entrevista que me esperaba. "Parece ser un profeta, o un predictologo del tango. Los que lo conocen comentan que su personalidad es magnética, puede que atraiga a todos los paparulos. No se deje influenciar y traigame una historia." decía la hojita de instrucción. También había cinco euros con cincuenta, al lado de una publicidad de durum. La particular forma que adoptan los tickets restaurantes del blog y una tarjeta. "Saulo Crapani. Viajo al futuro de tu tango y te traigo las llaves. La foto de un hombre calvo o rasurado, con los ojos hundidos en la oscuridad y todas las señas de un nuevo fraude.
Concerté una cita en su consulta, luego del horario laboral, de 12 a 8, horario milonguero, cuando las predicciones - en sus palabras - se vuelven mas precisas.
El escritorio de recepción esta atendido por una secretaria con peinado hare krisna,  pantalones de cuatro pinzas y una especie de buzo o abrigo, tipo Blade Runner.  Casi todas las paredes están llenas con cuadros de milongueros y tangueros posando con atuendos futuristas, una cruza entre la milongueridad de diseño y el Ciberpunk. En todos aparece el calvo Crapani, con un abrigo tipo blade, con tirantes dibujados como Kiling.
- Eso es el futuro? Son estrellas del futuro?
- No.  Estas fotos son sacadas en el museo de las glorias milongueras. Son diseños mios, la linea Fututango. Al jefe le parecieron interesantes como reclamo publicitario. El negocio se apoya también en el merchandising. Hay un nicho interesante...  Es de Lusiardo, no es así?. Pase el maestro lo esta esperando en el tangario.
El "tangario" es  una habitación de cuatro por cuatro, pintada de verde, con una lampara de escritorio y un viejo tocadiscos wincofon.  En las paredes hay cuadros y fotos:  bailarines, músicos y cantantes en la intimidad.  Goyeneche barriendo la vereda. Una Lita Morales rellenando ravioles.  Pugliese cortándole las uñas al gato.  Pepito Avellaneda en la peluqueria.  Troilo y dos  Manzis destripando de madrugada una bolsa con facturas de dulce de leche. Todos tienen rubricas inentendibles y aparentemente falsas. Sospecho que son dobles. "Al Amigazo Crapani, de un genio para otro genio" se lee en una foto con Gardel  en camiseta haciendo un asado, mientras brinda con un vaso durex al lado del pelado, cuya versión real esta detrás del escritorio jugando con un Poketeer, el antecedente ludico de la play de hoy. 
  - Mire. Esto es una reliquia . El único que hicieron para tangueros. Cachafáz y Carmencita  tienen que volver al mismo sitio desde donde entraron a la ronda  sin que los ganchee nadie. Raro no? Sientese, Sacamerdi.
Sigo mirando las fotos.  La de Piazzolla jugando al Pac-Man con la lengua afuera no tiene desperdicio.
-Son buenas no? Si dentro de algunos años se produjera un apocalipsis y la civilizacion o nuestra cotidiana idea de progreso colapsara, los arqueologos del futuro tendrían grandes dificultades para situar estos cuadros falsos.
- Cree que puede pasar?
- yo que se! Solo soy un modesto oráculo particular. Mi futurologia es bien domestica. de barrio marginal. Nuestra visión es limitada y no tiene guias. Se tiende  creer que el futuro es algo uniforme. Pero no. En el futuro coexisten miles de realidades. Y todas ellas  parecen bailar distinto, si lo aplicamos a la milonga.
-Usted se dedica al ramo de la adivinacion, de los oráculos, pero en el ámbito tanguero. En que se diferencia de los miles de videntes, adivinadores y chantas que andan por ahí? 
-  Todos esos tipos y tipas que se pintan los ojos, se ponen trapos en la cabeza y adivinan la suerte están desactualizados. Son anacrónicos. Las personas que consultan  no quieren abatatados ni magos que presumen de místicos con los ojos en blanco. A fin de cuentas vienen a mi consulta por una cuestión de Estatus, No necesitan saber el futuro. Sino decirle a sus amistades que lo tienen perfectamente controlado. "Antes de ir a la milonga pasamos por lo de Saulo y nos dijo que nos vamos a bailar unas tandas divinas y que no salgamos en Canaro porque el dijey la va a pifiar" En las conversaciones  es el no va mas.  Y con la emoción de la tanda y los vinos encima nadie se acuerda si el dijey pifió o no. Super glam. En cambio decir "Fuimos a lo de la bruja Lola y nos dijo que lo de las hemorroides pronto se va a curar" No. No. Muy berreta. Una bruja con una bola de cristal y sahumerios en el pañuelo ya no funciona. No es creíble. Lo sé porque  en su momento  tuve una bola de cristal con la cara de Darienzo. A la gente no le gustó.  En cambio estas indumentarias posposmodernas son más efectivas. Me parezco un poco al ocultista Alesteir Crowley. Todo suma. Estos son trajes Fututango. Muy oportunos.   Misterio y ciencia Ficcion. Irresistible. Si vamos a curiosear por el futuro mejor vayamos preparados. Porque con un deshabillé y chancletas puede que nos tomen por pajueranos y nos mientan.
- O sea que usted viaja al futuro para contestar las preguntas de su clientela ?
- No.No. Me fastidia mucho viajar y más en  low cost. No salgo de aqui. Para ver el futuro mi yo astral se cataliza a través de un proyector Goldstar con filminas tangueras y situo momentos por suceder del consultante, casi siempre entre 6 y 48 meses.
-  6 y 48 meses?
 - ese es el tiempo óptimo de una buena prediccion. A los 49 meses se caduca. Cuando ellos  vienen a mi preguntan cosas muy concretas: En que milonga voy a ser feliz? Cuando conoceré al amor de mi vida? Me conviene tomar dos copas de tinto antes de cabecear a las muchachas? Debo ir o no a tal o cual tango maraton? Puedo bailar canyengue en tanda de Pugliese? Si voy de gira con Ruperto ganare fama y dinero o solo seré un receptáculo para sus milongueras pretensiones? Casi todas esas preguntas se responden solas por la ansiedad del consultante. Son  las mismas inquietudes que desvelan a los humanos desde que el mundo es mas que una representacion gráfica en un papiro.  O si vamos a hablar en términos de tango desde que un gran milonguero detuvo su cadencia e hizo un corte que posibilitó un adorno, los que estaban afuera lo vieron, lo re-produjeron y lo copiaron para mucho mas tarde llevarlo a una lógica evolución e incluso ganar dinero con el firulete de aquel muchacho humilde. Pero el universo es así. Unos inventan. Otros hacen toda una escuela estirando el firulete.  Y luego estamos los navegantes del destino,  conscientes que el pasado es lo que queremos acordarnos, el futuro una posibilidad y el presente un adorno que intentamos perfeccionar aun sabiendo que tenemos las piernas chuecas.  
 - Un visionario, sin duda.

- Lo único que les pido a los clientes, además de la tarifa estándar son  unos trozos de cromos viejos que hayan usado en muchas milongas. Sujetando esos cromos, situo el pasado y puedo sugerir el futuro. Y después, les vendo cromos de diseño para caminar con seguridad y confianza en el presente.
- y un comerciante también.
- Cubro una necesidad. Y proveo accesorios. "Mañana en la milonga encontraras el amor de tu vida" Eso no es adivinacion, es curanderismo futurista. Ahora si decimos  "Mañana en la milonga tal encontraras una muchacha con un vestido negro. Si lo que te interesa es formar una familia, tener hijos y trabajar como un burro para soportar más tarde su desprecio y posterior divorcio, bailate una tanda de Darienzo con ella. Si por el contrario te interesa una relación plácida  cabeceala en la tanda de Vargas-D´agostino después de dos  vinos. Y si lo que te interesa es bailar bien, no vayas a esa milonga, sino a esta otra.
- Y además usted es un ventajero y un publicista. Eso es publicidad encubierta.
-No. No. es una sugerencia patrocinada.  Pero no tengo favoritismos. Mis predicciones sugieren a todas las milongas según los gustos. Si se quiere son esponsor espirituales que encaminan tu cadencia a posibles seguros y confiables. Y además cumplo una labor social encaminando a las gentes por su perfil de milongueridad y gustos.
- Y no le parece que algunas personas podrian pensar que lo que usted hace es un engaño? Una estafa?.
- Claro que es un engaño! La vida misma es un engaño y una estafa. "En el futuro todos seremos tal o haremos cual y los robot harán nuestro trabajo"   Lo ve en algún lado? Ve coches voladores? ve robots por la calle?  O solo ve mugre, basura y series que tiene que pagar y lo ponen ansioso? Florecerá la vida. no existirá el dolor. Todo verso. Despues de dos tango maratones y seis dias de trabajo seguido te duele todo.
-  Hace poco me toco entrevistar a Enzo Boateng, que también era predictologo, pero en base a la matemática...
- No siga. No siga. Conozco a Boateng. Trabaje con el.
-En predicciones?
-No. En un delivery de Sushi. Tardaba tanto en entregar que llegaban los makis calientes. Pero  mis visiones, mis predicciones no tienen nada que ver con la consulta. Es un tema aparte. Yo recibo atisbos de varios futuros.  Pero no cobro por ellos. Son visiones generales.
- Cuando su representacion astral viaja por el proyector Goldstar?
- No sea iluso. Nadie puede viajar por el proyector Goldstar. Se recalienta enseguida. Es un símil, para que pueda entenderlo. El método por el que accedo a las periferias del futuro es otro.  Pongo la winkola con la orquesta Caravelli o Frank Pourcel, me quedo dormido o semidormido y en el sueño me llegan las visiones,  situaciones, predicciones. Mi secretaria las transcribe.
- Puede mostrarme algunas?
- Si - Da vuelta la pantalla de su portátil y me muestra toda una lista titulada "Profecías inútiles":
"Gran Gamuzo se esguinza en irrealistanda gransañuda. Llamasuuuu. Vinorto. mal. El inverso no verdesea. Mules"
"Difucriacion dustrada del sim. Barbudos corremientrulan.  Uen  crazuso inmoral se tuerce en las alturas. El tiempo de las inundaciones estropea los cables del D.J. Indigno. Bronca"
"Que pena! Las marcuchas del tisicantropo con su boda crostada le arrementaron la pizzeteria! Un o dos años. Y las reformas lo mascaburriaron"
"El pequeño Metatron. De las alturas se le caen los parlantes del apocalirisis. Oa la multitud. Cuatrocientejas parejingrondis  y un cornetimba. Cuatro giruntarumbas y dos crunchengues. La empanada de chitrun con amazake no apasiona"
"Terreblible fustitango no. No/oooo. Se pinchangagó al cuete.  La disociagradacion no es asertiva. Nunca Jiordan de Tresves"
"Tritetrapan egoexhibition. Uy al cerrar!  esferiquejacion truendigososa. Cerrancla "Lsu Blatines"
- pero que es esto?
-No lo se. Esta ultima parece una exhibicion en cuatro dimensiones.  Es lo que recibo. Cuando veo el futuro mi mente viaja y se actualiza automaticamente al cuando en el que esté. Incluso algunas visiones son conversaciones. A mi me parecen perfectamente lógicas en su contexto. Pero cuando se lo trasmito a mi secretaria sale esto. Quizá son neologismos o un lunfardo del futuro. Estuve estudiando algunas y parecen descripciones contenidas en una sola palabra. Como si fueran mensajes de wasap o twiter que cuentan toda una historia. Que se yo. Tengo algunos clientes a los que les parece arte y me pagan por estas predicciones. Los cuelgan como cuadros en sus casas.
- Pero no tienen sentido!
- Tendrán sentido para algunos paranoicos cuando sucedan. Hasta tanto son rarezas.  Pero no será hasta que me muera en que le sacaran algún significado.  Suele pasar así con nosotros, los vagabundos del destino.
-Pero no son generales. No son influyentes.
- Y usted que sabe?. Hasta que no sucedan no habrá interpretes.
-  Puede ver lo que me deparara el futuro? o hacerme una prediccion rápida?
-  Eh. Si. Es hora de renovar el vestuario. Oscuros fututangos lo harán exitoso.
- Muy gracioso.
- Ah. Y una cosa mas. No contrate nunca a Jiordan de Tresves. En el futuro se quejan mucho. Seguro que lo hace quedar mal.
Salgo a la calle. Parece que ha llovido.  El futuro es un charco en el que todos chapoteamos y  nos ensucia diferente.
Digo yo, que no soy futurologo.
Creo que Saulo Tampoco.

jueves, 9 de noviembre de 2017

El cabeceo, la mirada impenetrable y la milongueridad de diseño - Por Catulo Bernal

Por inercia nos llegamos al Oriental, la Milonga al aire libre de los viernes  al filo de las once, cuando aun quedaban por pasar dos trenes turísticos con su cargamento de hurguetes y viajeros de la noche que se acuestan tarde y buscan algo autentico en los tours organizados por el "Consorcio Internacional de Milongas". Íbamos Piton Pipeta, Romulo Papaguachi, el Pibe Pergamino y El Filosofo Diogenes Pelandrun, con ganas pero sin espectativas, porque aunque la milonga mantenia la estructura pintoresca de un potrero  con su microclima agradable en delicado equilibrio por el terraplén ferroviario, los ligustros de la entrada, la pampa mas alla de la parrilla y el bosque cuidado por el jardinero japones, afuera en la ciudad el frío se colaba por todas las rendijas y las reformas redefinían su concepto de milonga rea por un diseño aséptico. Aunque el toque de distinción suburbana seguía allí con el Uruguayo Pococho  al frente de la parrilla y puchero mixto de carne y gallina anunciado en el menú invernal. Nos acomodamos en nuestra mesa bajo el limonero donde en ramas altas cuelga algún fruto salvado del chimichurri por inaccesible y los zapatos milagrosos de Plinia Perez que los muchachas malas han clavado en las alturas haciendo creer a las principiantes que quien los calce sera imbatible. Leyenda urbana que hasta el momento solo genera callo y ampolla.  La alargada sombra del Consorcio se nota. Las mesas de chapa oxidada ahora son unos bodoque hechos con cajones de manzana reciclados por artesanos de la zona. Una Capa de soldaduras estéticamente adecuadas embellece la Carlos Gardel 54, el pecio destrozado con el que  volvimos del torneo intergalactico de Truco y que se uso durante muchas milongas para colgar el embutido fresco y los tallarines caseros. Por suerte nada de la posesión Lamarquiana queda en los aguerridos modales de Pococho, que comanda a sus ayudantes Hugi y  Muni Cuervo, diestros para eliminar los desperdicios y los vinos a medio terminar. Un olor sin humo flotaba sobre  las mesas medio llenas. y Encima del poste central donde salían leds sustitutos de las tradicionales bombillas pintadas a mano las pantallas panorámicas con sus protecciones de bolsa se veían nitidas.  Aunque Gardel a veces tenia un bigote de mugre. Y si  alguna pareja bailaba siempre había entre los que miraban algunos seres mierda. Mas allá de las manchas.
- Esto se parece cada vez menos  a la vieja y querida Milonga del Oriental. Aunque por el frío externo hay menos payasos ofertando clases, servicios y viagra  - Pitón Pipeta se acomodo en su silla con todo su peso. Hizo más ruido que la sutil tanda de Canaro con Adrián, que Gabi Sodini estaba poniendo desde la cajita itinerante de sonidos, despidiendose casi del Eurosoda tango tour 2017 para volver al calor de su Barracas Natal.
- Esta peor.  Un engaño. Fijense la camisa parrillera con el bordado de Pococho. Me gustaba mas antes con las camisetas agujereadas por la polilla,   el chaleco tejido al estilo Bonanza y el pañuelo desteñido como gorro para que no se le cayeran la melena en la comida.
- Si aparecen bailarines con credenciales en el traje  que digan "Milonguero esperto" yo no vengo más.
- Eso decimos siempre. y siempre volvemos.
Romulo Papaguachi miró al terraplén, ajustándose la bufanda escocesa -  Los taxi tangos se lo van a pensar para venir a buscar negocios con el frío. Los trenes pronto vendrán casi vacíos o no vendrán. Porque nadie quiere  hacer turismo en un descampado con un falso aire campero, por mas color milonguero y local que haya. El frío va a matar estas pavadas de diseño.
-Los taxi tangos no se. Pero los  Toxitangos van a seguir viniendo. Fijense el empeño que ponen los borrachos en caerse al lado del poste central. Calculan la caída mientras recitan a Gagliardi. Que herejía!
Riquelme vino con su traje rojo de organizador con las iniciales bordadas en azul del C.O.I.
- Muchachos. Que les parecen las reformas? Vamos por buen camino!
-Que quiere que le diga Riquelme, estas mesas hechas con cajones verduleros están muy bien. .Aunque creo que poner las mesas V.I.P. al costado del ring de los titanes de la Milonga es un error. Los Titanes les quitan protagonismo. Las  grasas se ven mas hercúleas con los tiradores a juego y las camisetas tipo Karadagian con el nombre atrás. Pero parecen un poco "retocados". Ya no se sacuden los mondongos a ganchasos. Y gritan impostando mucho. 
- El espectáculo.  Todo por el espectáculo.  Aparte del guiso les damos complementos vitaminicos. Y toman clases de actuación con un actor de Telenovelas turcas. Pero lo de las mesas no es cosa mía.   Es un concepto del C.O.I. Al visitante con ínfulas de artista le gusta ver la gente bailando. Y ese era el único lugar mas o menos elevado.

- Si.Si. El humilde visitante artista necesita hacerse notar con la anónima turba principiante. Saquen numero muchachos, que el tren fantasma de la milongueridad de diseño sale en cinco minutos.
 -  No vieron los baños? Reciclamos los tanques de cal y hicimos unas piletas fenomenas  para lavarse las manos. El papel de mano sale de la boca de Troilo  y el papel  higiénico cuelga de la nariz de Discepolo y Tita.
- Maravilloso. Aunque con la música funcional Piazzolliana mas de uno lo va a usar como reservado. Y las bebidas donde las enfrían ahora, en un fiat 600 impermeabilizado?
- Conseguimos una Siam de madera. Se acabo el fuenton con hielos.
-  Tendría que habernos avisado que trajéramos gafas de sol -  Pelandrun  miraba hacia las mesas ya ocupadas por nuevas  primeras figuras en ascenso, aspirantes y metidos -  Tanto brillo me molesta las corneas y no puedo divisar a las muchachas al costado de la pista. Ni a los milongueros de verdad. Ya que esta  en reformas podría haber puesto una cadena para que  los gruppies no se le amontonen pidiendo autógrafos. Un pasarela para mostrar las nuevas tendencias en vestimenta. Y un trampolin en la sanja para los perdedores sin poder adquisitivo ni imaginativo.
- Bueno, que iba a hacer? Son exigencias del C.O.I.  Ustedes saben que esto siempre fue una milonga popular.
-Por eso mismo se lo digo Riquelme. El milonguero de antes hacia su leyenda en el misterio y en la pista. Ahora con tanta iluminacion se ve mas la mugre y la pelusa. Habia necesidad de vestir a los muchachos que juegan al fulbo con esas camisetas con la cara de Pugliese y D´arienzo?
- A ellos les encanta. Y hay que comer muchachos. Hay que comer - Riquelme se fue acomodándose el traje.
- Ahí tiene razón el hombre. Mocito Taura, muchacho - dijo Papaguachi llamando al camarero - Abandonamos el Chardonay por motivos climáticos. Un par de botellas del cabernet NUESTRO, Una picada de chorizo y milanesa agitada con pickles pero no revuelta. Y que doña Flora nos vaya  preparando puchero para seis. Como viene?
- Cargado y en su punto de caldo sabroson. Papa, calabaza, zapallo, calabacin, maíz, morcilla,chorizo un poco de col  para bajar la grasa, zanagoria, gallina, osobucco y falda.  Si quieren la versión feten-cool  sale con verduras de cultivo ecológico, la gallina  campera  alimentada con sobras de asado, guiso y cascaras de pan de masa madre remojado en vino. La carne proviene de vaca errabunda y trae esferificaciones de aceite,  mostaza en escamas y babero con la cara de Rivero.
- No.No. Digo, viene en plato ya servido o fuente ñoquera de metal?
- Ustedes los Lusiardos ya tiene asignada una olla de aluminio con cucharón a juego  para que se sirvan lo que quieran. A la "plebe insigne" se lo dan ya emplatado.
-Satisfactorio - Papaguachi ha comenzado a acumular una barriga como la de Nero Wolfe además de hablar como el celebre detective - Vendrá con aceitera girasol roja con su tarrito de mostaza?
- Eso ni pedirlo - Dijo mocito y se fue caminando a compás sobre el Donato.
La picada llegó caliente, para abrirnos el apetito junto con  las botellas de reserva genuino y el polvo residual casi tapando  el NU de la palabra "NUESTRO".  La pista estaba llena de virtuosos, malos, pero con distinción. Debajo de las capas de Técnica cada tanto asomaba algún destello.  Pocos habían que bailaran por el regocijo de experimentar el abrazo y la entrega al tango.
 -Si Garlucho levantara la cabeza...
- Quien era Garlucho?
-Ese que esta ahí. Baila mirando los pies. Una lastima.
Un ballet de comedidos invitantes iba dando vueltas sin encontrar el consentimiento de las muchachas sentadas en las mesas o en los bancos colectivos. A aquellos cabeceadores de larga distancia no les iba mejor. Un muro infranqueable de indiferencia les devolvía las miradas y las ganas.
- Esto no esta bien. hay mucha muchacha bailarina, pero no milonguera,  Fijense  como las dulces y confiadas sonrisas con implícitas promesas de buen baile que estos muchachos llevan colgadas en la cara son devueltas a la cocina del corazón achicharradas y sin ganas. Esto antes no pasaba. Seguro que tanto maniquí bailarín ha dejado todo pegajoso de soberbia.
-Si fueran gaseosos, sudantes, mal vestidos, mal bailados... Pero son gente que baila, que siente pasión por el tango. No lo entiendo muchachos. Porque en el otro extremo hay muchachas que  no le hacen asco a ninguna tanda, pero sus miradas no se cruzan. Hay interferencias.
El Pibe vino amargado - Me estoy matando a cabezazos sin respuesta. Y cuando voy a sacar me dicen que no. Me acaban de arruinar la tanda de milonga. No serán los leds?
- Es como un muro de ruido blanco. Impenetrable a todo intento. Esos chicos se están inclinando como chambelanes de palacio. Van a buscar el contacto visual a veinte centímetros de la cara. Y no son tan caraduras como algunos, que sin dudar repiten la invitacion con la muchacha de al lado. No. No. algo no esta bien.
- El redactor de milongas debe estar distraido. Se debe haber abierto la ventana de enfrente.
- el redactor de milongas? Que dice Catulo?
-  Hace algún tiempo imagine una historia sobre un tipo que escribe lo que pasará en la milonga, hace un guión, digamos, un segundo antes que suceda. Esta sentado en una oficina que da a un patio interno en donde hay otra ventana y una maceta con una flor roja y otra azul. No se sabe si los eventos son creación suya o solo es un interprete, un esclavo de dioses milongueros que guían los encuentros y los desencuentros de todas las milongas. Tampoco se sabe bien porque lo hace. Pero esta ahí, en su patio. Escribiendo. Y a veces cuando la noche milonguera es insulsa y no hay conexion ni para cabecear es porque  la ventana de enfrente se abrió y el redactor se distrajo en la contemplación de una,  de una muchacha...
- de vestido con madreselvas! - dijeron todos a una.
- Si. Como lo adivinaron?. Bueno.  El tipo está ahí. Y el guión se le escapa por todos lados y se distrae. Y entonces toda la milonga es una morondanga sin ganas ni interés.
- Muy determinista su historia. Las gentes religiosas se pregunta por que Dios - quien quiera que se esconda bajo ese titulo - permite que pasen tantas cosas atroces en el mundo - dijo Pelandrun - Siempre cometen el error de regular al creador según las leyes de su creación. Para mi El universo es como un frasco de germinados. Lo que salga y como salga no tiene nada que ver con el jardinero.
 Aunque esto de Dios Oficinista y enamorado es una interpretación nueva.
El Piropeador de Valses de Villa Martelli cayó de espaldas en el cuadrilátero de los "Titanes" levantando una importante polvareda sobre las mesas V.I.P. y haciendo toser a los "Notables" ¡Suerte maldita que escupes mis afanes! gritaba sobre actuando.
La "Plebe insigne" entre los que no había ningún bailarín de primer nivel se levanto de sus sillas buscando aire y  puteando sin eufemismos.
- Yo no creo en eso del destino. Creo que la milonga tiene sus correctores. Compensadores espontáneos.  El Piropeador acaba de compensar con su espalda.
Un milonguero enojado por el muro de miradas impenetrables agarro una bandeja de ensaladilla rusa y la volcó sobre una de las muchachas -  HUY, perdoname. Estaba tan absorto viendo como esquivabas las miradas que se me cayo sin darme cuenta - dijo.
La muchacha le descompensó la compensacion de un cachetazo.
-Ni guión, ni iniciativa.Determinismo o Libre albedrio. Por ahí es solo estupidez - Dijo Pelandrun mientras llenaba las verduras pisadas del puchero con aceite y mostaza.
El tren turístico milonguero llegaba en ese momento a la altura de la puerta de ligustros del Oriental.  con su cargamento de milongueros de media hora. Saque de la mochila los libritos de versos milongueros, que había hecho en la fotocopiadora, me puse una credencial que decia "poeta de la milonga" y me fui a vender donde los visitantes se paraban a esperar los pedidos de asado y puchero para llevar.
- Tu también hijo mio? - Dijo Pelandrun, parafraseando a Cesar.
Hasta la cita me salio berreta - Hay que comer muchachos. Hay que comer.

sábado, 28 de octubre de 2017

Primer encuentro para milongueros irrecuperables

Por fin!!! luego de mucha espectativa estamos en condiciones de invitarlos al "Primer encuentro para Milongueros irrecuperables" una iniciativa del  Fondo anti-exclusión de desacompasados y descatalogados.inquietantes habilidades en un festival-gincana  pensado para integrarlos.
Cuatro días de milonga, risas y diversión en donde aquellos milongueros impermeables a la enseñanza o que han tenido la desdicha de crecer bailando sin ritmo pueden encontrarse en sana camaradería con sus iguales potenciando sus
El Lugar: En el inmenso playón de descarga de la antigua usina para medicamentos caducados Señor Lime hemos montado esta especie de parque temático, monumento a la paciencia agotada  y al dinero mal invertido. Tres pistas tres con diferentes grados de dificultad donde nuestros díscolos elementos de la milongueridad desviada podrán por fin apreciar los esfuerzos de los que saben.
La primera pista  es un plácido paseo levemente inclinado en el que nuestros queridos participantes podrán dejarse llevar en un suave envión disarliano por los surcos que los productos contrabandeados como cocinas taesca o mesas de billar han dejado  en el cemento o ser reconducidos amablemente por nuestros boyeros de baja tensión eléctrica de doble función: llevar a los mas rebeldes por la buena senda y achicharrar a esos odiosos milongueros que tomaron cinco clases en el Verano del 82 - porque eran gratis -  y se creen tocados por la gracia divina. Empujón, despiste y Bronceado galvánico de alto voltaje. Así si vas  a tocar la gracia divina, Gilastrun!
La segunda pista es un prodigio de la técnica y la ingeniería Wincofon: Un plato circular girando a velocidad Tanturi para optimizar el movimiento de aquellos que mas que recrearse en la espera están parados en medio de la pista recordando mentalmente el paso sin que ningún músculo del cuerpo se de por aludido. Cuantos compases puede demorarse en  busca de la inspiración o  un soplo de los dioses milongueros, cuando en el abstruso machete de la maga solo se lee: ochoApasocruceavanzocierregancho? Aquí  no hay opción. Tendrán que moverse si o si. Epa muchacho, que el futuro avanza a contradireccion y si te acercas al borde con tus inquietantes caminatas puedes caer  al foso lleno de restos de cervezas compradas en la ultima tanda y no aprovechadas.  Jaja, le salen líquidos hasta de los tirantes. Otro al que se le pianta la vida  del muchacho calavera!
Para los mas recalcitrantes y cabezones la Famosa pista Alighieri de la ultima oportunidad, un laberinto de espinas y ortigas en el que a ritmo de Darienzo se irán acumulando las parejas en busca de la incierta salida. Ideal para los que se eternizan en una figura y estorban a los que vienen detrás. Cuidado chicos que nuestro dispositivo aleatorio de selección natural liberara cada tanto una bola Troilo para agilizar la ronda laberinto! Porque la pedagogía de impacto es más efectiva que el recuerdo selectivo. A que si queridos criticones!

Pero como nuestros asistentes no podrán encauzar por la senda del bien las pistas de la diversión y son absolutamente irrecuperables Hemos dispuesto para ellos la colosal pista especial de chocadores donde por unas pocas rupias podrán adquirir protecciones de gomaespuma: Panzas milongueras, culos madurados a asados y cuellos inmunes al cabeceo.  Pero no se confíen muchachos, que hasta el más acorazado puede descoyuntarse por voleos perdidos! Camaraderia y lesiones hacer amigos en el Hospital de los muñecos!

Los maestros: Tenemos lo mejor de lo mejor, la pasa de la empanada, el cabo de la guinda, la yema del huevo para que nuestros irreductibles amigos aprendan de los maestros, aquellos que se despertaron un día diciendo: Yo ya se bailar, soy un grande y voy a enseñar todo mi arte. Que cursos! que desfachatez!Miren.Miren:
"Iniciación al desarrollo y desenrollo del giro en contra dirección" Mestro Pirita, el gladiador galáctico, el satélite errante que cruza las pistas de mil festivales.
"Como concentrar el eje en el brazo, técnicas pesadas para la mujer liviana"  Maestra Lizordi, osteopata,  curandera e integrante de la academia nacional de oradores lentos.
"Distensión y fofedad en los instrumentales de Pugliese". Curso impartido por el maestro Ricardo Baba ex niño bailarin prodigio.
"Historia y revolución de la coreografía mal hecha en parrillas ruidosas" por el Ingeniero- agrimensor Tulio Roldanco.
El cuerpo mineral y el abrazo hermético. Por la economa  y milonguera radial Nilda de siemenchot
"Nociones de eternidad: Cuando un di-jey no sabe adonde va y nosotros tampoco". Por Ricardo Chocante, ex musicalizador deshauciado  e integrante del grupo de TangoRegaetton: El esquive.

Milongas y practicas. Tres noches de practica o milonga después de madurar las apetecibles delicias sorpresas del "taller de improvisación culinaria en microondas para gente que solo quiere bailar aunque no sepa" a cargo Nestor y Ramira del restaurant Nemira ahurasi 8. Dejese sorprender por lo que haya y luego vaya a digerir bailando sin prisas,  sin tandas, sin comienzo, ni final. Para que someter a nuestros queridos irrecuperables a la velocidad y la vergüenza de no saber cerrar los tangos?  que cierren cuando quieran y salgan de la pista cuando se les ocurra! Solo estamos obligados a dejar  las instalaciones cuando lleguen los seminaristas para  por el primer simposio de exorcistas ateos impartido por  la universidad Karl Groucho Marx.
Marche un endemoniado para la mesa cuatro!
 Dijeys: Una selecta combinacion de voluntarios que nos mostraran su arte ad-honoren. Quien se anima? Quien quiere mostrar lo que sabe? Y si nos cansamos el maestro Ramdom de tangos aleatorios nos hara bailar. Nadie notara la diferencia.
Actividades gratuitas: Malones y desordenes guiados a milongas aburridas. Paseo caminata por las termas de cromos desprendidos. Una noche a compás (teatro experimental a bolsillo reversible) Como hacer poesia con los pies cuando no se sabe leer(conferencia dictada por el profesor Rube Pedanti, adjunto al departamento de conductas erraticas asociadas a comportamientos artisticos no remunerativos).

Gran feria americana-boutique y mesa de saldos del tango irrecuperable: Mas de mil objetos, vestidos, complementos y zapatos comprados por impulso y revendidos que aun llevan la impregnación de famosos milongueros irrecuperables. Sienta la tentación de vestirse con el traje de bailar de Anibal Colaveta el tipo que marcaba con la glotis o el vestido lame de Tintina Clareti, la que siempre iba cinco pasos por detrás de la marca y tres del compás! Si!!! experimente con magia que no sale o monte un museo en su casa. Muy pronto sus propios complementos llenaran la exposición o la basura.
Y ESO NO ES TODO. para todos los asistentes tenemos diplomas acreditantes y una emotiva ceremonia donde se  premiara con la insignia del gran irrecuperable a todos aquellos milongueros que acrediten 50 manchas en pantalones o la misma cantidad de medias destrozadas.
Como la vamos a pasar Pebetes!
Alojamiento:
Hemos seleccionado los hoteles mas cercanos y los que por una módica suma - a nuestro favor - harán grandes ofertas.
Hotel Suckundun habitación doble. Tres noches y asado de despedida: 360,47. Con limpieza 367,47.
                                                    tres noches con sobras frías del asado de despedida: 289,47. Con limpieza y un café con leche con nata campera: 294,47
Habitación compartida con roncadores y flatuleos ( opción maximus irrecuperable)- 87,47(Muy solicitada. Hay 500 kamikases viendo este alojamiento)
Grand Pensión Babusa:  Habitación doble.Tres noches y choripan del domingo con opcion a televisor, paseo en sulki y practica gratuita en la piscina vacía por invierno: 256,47.
 Tres noches con media pensión - la otra mitad esta en fumigacion - agua caliente y niños corriendo detrás del coche en desgarradora despedida milonguera como si usted fuera un personaje inolvidable, un ejemplo a seguir o un héroe legendario: 267,47.
Habitación donde se ha cometido un crimen pasional con presencias inquietantes y goteo de fluidos: 56,47 (Apurate a reservar esta bicoca. Ahora mismo hay 34 satanistas viendo este alojamiento)
Check-in: después de "Saber y ganar"
Chek-out: 11,54 ó cuando vea  alguien.
 Aceptamos tarjetas, cheques, Asist card Milonguero y vaciamos pisos.
Inscripción: bailoacemuchonosenota@sovietmail.arghh
                    pataplancha@glupmail.crash
          
facebo: Primer encuentro milongaeuriverseible
Movil. 6857583432 (Señora Pocha)
           9876453222  (Para ir a buscar al señor Cosme, vecino)

domingo, 22 de octubre de 2017

Aventuras en Viena - Por Catulo Bernal

"Por una amiga común de nombre Griego he conocido su nombre y su labor como poeta. Si puede estar en Viena este Martes 17 de Octubre a las 22.50 horas para honrarnos con su presencia y algunas palabras al pie de las escaleras de Strudlhofgasse 8, Distrito 9 Alsergrund, le estaré agradecido y me brindaría un servicio y un favor que considero incalculable. Como sé que es un hombre ocupado puedo ofrecerle una habitación doble en el hotel adyacente, billete de ida y vuelta a partir del lunes 16 a la mañana y  algún emolumento, además de propiciar un encuentro con su amiga, que forma parte de la ceremonia. Contando ya con su generosidad me permito despedirme hasta el martes de la semana que viene, aquí, en mi querida Austria" decía el mensaje que me llego a la tablet, de parte de un tal Ludwito Feredie.
  El corazón me subió a las venas de la frente, bajo al eje y me restituyo a la mesa del desayuno sobre el café volcado. Viena. La ciudad de "El Tercer Hombre", de los palacios, el Danubio azul  y "Antes del Amanecer". El destino me ponía a mano una forma de resarcir mis desencuentros y Chambonadas con  Helena, la profesora tanguera de los vestidos madreselva, que estaría allí. Acepte en dos segundos la invitacion confirmándola por mensaje y enviando el mail con mis datos, para el check-In. Llame a Dorita Cesir, que se hace cargo de mis talleres literarios para la tercera edad cuando me tengo que ausentar y por las dudas pregunte al Pibe Pergamino si estaba en sus planes milonguear en Viena, visitando de paso  al amigazo Jorge Talquenca, migrado de Barcelona y con una practica los lunes por la noche. Resulto que le interesaba la propuesta y que en media hora teníamos los dos pasaje en el mismo vuelo, indicaciones precisas de Jorge y una guitarreada montada para la noche del lunes en su practica. El  Pibe compartiria  alojamiento conmigo el lunes y al otro dia iria  con Jorge. Si iba a encontrarme con Helena, mejor tener la habitación para mi solo. Mande a la tintorería el traje Paul Verlaine de eventos copetudos y vacié mi "Fondo para contingencias emocionales perdurables" con la esperanza de alguna retribución del Blog. La espera hasta el lunes se me hizo interminable. Helena. Helena.
Llegamos a las 10 de la mañana entre alpes y Niebla, aunque en superficie el día era luminoso. Siguiendo el mapa  virtual del amigazo Jorge  tomamos un tren desde Flughaven Wien hasta Wien Mitte y  combinamos con dos lineas de metro, sin pasar la tarjeta por los marcadores,  solitarias estructuras de caño que los naturales ignoraban. Algunos metros eran digitales y otros se abrían como las viejas heladeras Siam.  Llegados a Schottentor, el extremo de la vieja muralla  y el borde del denominado Ringstrasse -  el famoso anillo circular en donde están emplazados los monumentos mas importantes de la ciudad - debíamos continuar en  tranvía hasta el hotel. Pero preferimos  deambular  y comer por ahí. A nuestra espalda  la iglesia votiva en un parque donde los vieneses comían bollos al
sol. Delante unas callejuelas que se metían directamente en adoquinados del estilo "El tercer Hombre" con empedrado y casas de cuatro pisos,  ventanas cuadradas y columnas.  En una esquina  un grupo de obreros comía orondamente en la terraza de un restaurant de toldos verdes llamado Zum Leopold, lo que siempre es buena señal. Pedimos mesa en un chapurreado ingles y dos camareros de la vieja y ceremoniosa escuela nos llevaron a la zona no fumadores  luego de pasar delante de  una colorada parecida a Montserrat Caballe que fumaba mientras bebía Riesling. Lo mas accesible en cuanto a precio era un plato llamado  wiener Schnizzel,  que pedimos con cerveza. Resulto que era  una fina milanesa con rebozado muy cuidado,  anterior al Imperio Austro-hungaro. Un botín de guerra culinario y plato nacional, antes que nuestra joven plataforma de grasas nacionales. La argentinidad esta llena de inventos viejos.
Ya saciados emprendimos el camino hacia el hotel  en una calle casi peatonal del distrito nueve,   un palacete reformado  al costado de una escalinata con una fuente de dos pisos con un pez y un júpiter  junto a una placa en que se leían versos de  Heimito von Doderer al que el pibe Pergamino en su ignorancia le atribuyo el protagonismo de algunos chistes picantes. La habitación estaba en la ultima planta, con unas minúsculas cortinas que no tapaban la claridad ni el sol. Supe que iba a ser difícil dormir. Y mi estado mental no me lo permitia tampoco.  Jorge hacia clases y practica en un lugar  Llamado Espacio Montevideo, cerca de la Volksoper, la famosa Opera de Viena, a partir de las 20.30
junto  a su compañera Rita Caldas. Teníamos tiempo para recorrer el barrio y las inmediaciones  por 
calles llenas de mini palacetes con muchos adornos en las ventanas dejando atrás el café Français hasta llegar al ringstrasse. A ambos lados se abrían parques con arboledas de muchas tonalidades rodeando una cantidad notable de palacios, palacetes e inmensas estructuras plenas de estatuas y detalles. Muy  cuidadas, impresionantes.  Mi abuela diria que era mucho trabajo para limpiar, entre otras cosas. Vimos  el ayuntamiento  con sus torres puntiagudas, sus arcadas dobles  y sus balcones adornados con flores rojas, la sede del parlament Austriaco - una especie de partenon con figuras
Griegas y una Palas Athenea dominando la explanada con una lanza - los museos de Historia del Arte y de Historia Natural en un parquizado con ligustros verdes cuya forma me hizo recordar a  timbales de arroz basmati bañados con crema de espinacas, El Burgstheater,  teatro de la corte.  Nada de gritos, nada de papeles ni desperdicios colgando de las basuras. La policia austriaca es imponente en altura como los palacios y las edificaciones. Inmensos y rocosos monumentos disuasorios a cualquier desorden. Como no teníamos ningún apuro fuimos caminando y disfrutando, viendo como otros turistas se apuraban para ver la mayor cantidad de cosas, sin mirarlas. A uno le pusieron una multa por no esperar el verde para cruzar. En uno de los arboles del Museo de historia, una lata de cerveza abandonada relucía rebeldía desafiando la autoridad.  Ah, los turistas.

La tarde bajaba igual que la temperatura. Aunque Jorge nos dijo que en la practica habría comida casera el estomago nos dicto un nuevo parate. Nos metimos en el primer restaurant que vimos, donde con la misma ceremonia nos trajeron fritatensuppe(un consome con tiras de creppe dentro) schnitzel de higado y una ensalada de papas avinagradas. Delicado. Hecho todo con mucho amor.  Un par de perritos deambulaban entre las mesas de la antigua sala sin que los bonachones clientes se preocuparan.
Subiendo por las escalinatas de Heimito nos fuimos por una calle peatonal llena de mansiones con catálogos de ikea colgados en la puerta - el negocio no descansa -  hasta llegar a Währinger Strasse
dejando atras el café Weimar  en direccion al Volksopper y a la practica.
La Calle se cortaba antes del numero que nos habian dado justo despues de la Volksoper - que entre tanto edificio modernista o barroco era una anodina estructura circular color crema  y rojo -  antes de llegar a un confín marcado   por un imponente puente ferroviario con tres arcos por donde bajaban coches y tranvías.  Fuimos arriba y abajo con el mapa del móvil sin encontrar el sitio  hasta que nos dimos cuenta que  Espacio Montevideo era una inmenso semicirculo iluminado e interrumpido por bailantes,  un segundo piso real  al costado de las arcadas y bajo las vías por las que pasaba el metro. Escaleras, puertas acristaladas, una acogedora sala con piso de madera, techo en cúpula coquetona, grandes ventanales circulares desde donde se veia la noche, los coches, los tranvías.  Reproducciones de antiguas partituras.  Retratos de Tita Merello y Caruso pintados por el anfitrión, Oscar Moreira, integrante del cuarteto Garufa! - que hace humor en Uruguayo y Aleman -  tenor y multi-instrumentista, que estaba en la cocina preparando picadas y sirviendo vino como buen bufetero . Luego de Saludar a Jorge y a Rita nos fuimos cada uno a lo suyo: El Pibe a Bailotear con las muchachas mientras yo conversaba amigablemente en la cocina con Oscar, picoteando  embutidos, quesos, pan y un destilado de flores.
La clase terminaba. Desde un entresuelo detrás de las cortinas asomo el dijey primerizo Diego Alejandro y volvió a subir para poner buenisimas tandas. Los asistentes bailaban, comían y bebían hasta que solo quedamos los Barceloneses, Jorge, Rita, Oscar, Diego y Mariano, argentino de larga residencia en Viena. Toco el turno de las guitarras y el vino, la payada improvisada, las zambas, los viejos temas que por culpa del alcohol fueron derivando  entre carcajadas a cenagosos terrenos del delirio. Oscar y diego se complementaban bien con la musica y el humor.
Imaginen un tema de la misa criolla interpretado por  Espalter,  Carambula,  Almada y DÁngelo y se harán una idea. El Pibe Pergamino se contagio de la poca seriedad y aporto a la "Velada Paqueta" impostando la voz como  Virutita para desbarrar la zamba "Voy a comerte el corazón  a besos" en una improbableoda al amor en que  juntaban un sanwich de jamón, queso, mayonesa y el hambre pos milonga luego de amores de tandas desperdiciadas. La catarata de risas fue tan grande que casi se me olvide la cita con Helena. Casi. Una noche inolvidable en Espacio Montevideo al que agradecimos con abrazos y efusiones. 
Nos fuimos a las tres de la mañana por las calles silenciosas con tranvías pasando cada tanto. Solo los carritos salchicheros estaban abiertos y algún bohemio mataba el hambre con kectchup y picante.
El día del evento-encuentro  comenzó demasiado temprano, cuando el sol me dio de lleno en los ojos y me inquietó el insomnio.  Deambulando en busca de cafe y unos bollos rellenos de mermelada para desayunar fuimos nos topamos con la Casa -Museo Freud donde el doctor habia desarrollado la mayor parte de su trabajo.  Un peregrino expresaba su devoción acostado en la acera mientras otro se acariciaba la barbilla. Ah, los turistas.
Luego de visitar el Donau-canal nos fuimos en metro a ver el palacio del emperador en Schömbrunn. Al bajar nos sorprendió que en el parquizado hubiera muchachones jugando a la pelota y gente corriendo. "por esto se vino abajo el imperio" dijo el Pibe.
Pero el Palacio quedaba para el otro lado. oculto por dos cuadras de estructuras administrativas. De repente se abría un portal de hierro y al fondo de una explanada se divisaba  el palacio amarillo lleno de pisos, ventanas y adornos.  Uno podía hacer nacer, crecer y morir varios pensamientos hasta llegar allí. Atravesando el predio ripiado y a la derecha
Un camino lateral llevaba a los jardines, pasando por floridos parterres en donde un monje budista se hacia fotos. Detrás, otra explanada imponente, llena  de canteros con plantas y  estatuas en los costados. Muy lejos una pérgola sobre una colinita desde donde se veía toda Viena. Me senté a contemplar la inmensidad."Hermano, vos tenes que compartir un atardecer acá, con Helena. Se te va a pasar el Arroz", dijo Jorge.  Me entro el apuro. Tenia razón.  Porque esperar hasta la noche?Hice una foto del jardín y escribí un mensaje un poco cursi: "Estoy en los mismos jardines donde una vez Sissi correteo junto con a sus perritos y lacayos. Un encuentro de cine aquí seria dificultoso por la distancia de la carrera  y las piedras, pero aun así me gustaría contemplar con vos el atardecer y deambular de madrugada a la vera del Dunau-Kanal  en  donde conversaban Celine y Jessie. Te espero en las escalinatas traseras del palacio a las cinco" . Volvimos al ringstrasse para  comer,  luego de una parada en la  catedral de San Esteban, en medio de una zona irregular llena de tiendas de lujo iguales a a todas las calles con tiendas de lujo de las grandes ciudades. Jorge nos llevo  al barrio de los museos, lleno de residencias para artistos, donde apuré un sabrosisimo gulash y un spritz. Me despedí de Jorge y el Pibe, que se fueron en  tranvía.
 Lo que hiciera de ahora en adelante, debía hacerlo solo. No esperaba contestación de Helena.  Regrese al palacio y me senté a esperar en las escalinatas, pensando en el tiempo y en los amores perdidos. Las rayitas del wassap seguían sin ponerse celestes.A las siete menos cuarto y por el frío emprendi retirada. "Esta noche " - pensé

Llegue combinando lineas al Schottentor, mi base de operaciones. Me metí en la zona vieja buscando el famoso cafe Central, uno de los mas típicos de Viena donde tome Doppel Cafe y apflstrudel. Calentito, potente. Una caricia para el cuerpo. Se acercaba la hora del evento. Los nervios no me dejaron comer más. En el hotel medite,  me duche, me puse una camisa bordó, el lazo Thoreau, el traje Paul Verlaine. Baje al vestíbulo y me encamine a las 22.30 a las escalinatas del Struholf, con sus barandas verdes y blancas y sus faroles iluminando el parque. Había a un lado un hombre con una túnica haciendo invocaciones la aire. Cuatro señores uniformados en rojo esperaban en perfecta formacion al lado de un libro de un metro por cincuenta.  Tres mujeres vestidas como vestales hacían estiramientos. Un cámara con un trípode  enfocaba la escalera. Helena no estaba. Un funcionario alto con un libro de actas me pidió el pasaporte para comprobar mi nombre, rogandome que me ciñera una corona de laureles en la frente. "Que es todo esto? pregunte desorientado. "Un hapening conmemorativo testamentario" dijo en perfecto español, sin aclararme mucho.  Por la calle se acerco un Vienes alto, cuarentón, con dos perritos. Luwito. Luego de saludar a todos vino a hablar conmigo. " Catulo.  Gracias por venir. Su presencia es fundamental. Una cuestión de herencia". "que va a pasar? - quise saber. "Mi tio Rudolf Crander murió hace un mes.  Fue un discípulo tardío  de Heimito Von Doderer, cuyos versos están en esa placa que se ve aquí y pertenecen a la novela "Las Escaleras de Strudlhof"  Heimito lo echo de su taller literario. Y aunque Rudolf llegó a publicar un libro y enriquecerse como editor, siempre se lo comparó con Doderer, a quien detestaba. Cometí el error de decirle que Von Doderer era mi autor favorito. Como era vengativo y yo su único familiar vivo dispuso   por testamento que para recibir su herencia yo debía traer a tres mujeres derviches para que bailaran, cuatro legionarios  subiendo y bajando por las escaleras seis veces con su  libro, un poeta llamado Catulo improvisando versos funerarios, un exorcista turco salmodiando en silencio, dos perros meando las escaleras y una soprano griega desafinando "una furtiva lágrima"   Mientras se hace todo esto yo debo tirar huevos a  la placa. Todo esto debe quedar registrado por notario. Solo así podre recibir sus bienes. Es su forma de venganza." " Lo que no sabia  - dije - es que Helena fuera griega y soprano" . "Helena?" - Me miro sin entenderme.  Desde algún  lugar sonó mi nombre, chillado, estridente. Por la calle venia subiendo una mujer. No era Helena, ni tenia los vestidos de la madreselva. Una señora enfundada en un tapado azul, saludando ostentosa con ambas manos. Al llegar a la zona iluminada la reconocí como Alexia Chiplis una antigua alumna de mis cursos de escritura. "Ahora si  podemos empezar"dijo Luwito. A una señal todo comenzamos aquellos para lo que habíamos sido convocados: las derviches giraron, los perros mearon los escalones - a saber que les habrían dado a los pobre animales -  Los legionarios subieron y bajaron por las escaleras circulares con el libro de un metro a cuestas, Luwito tiró los huevos a  la placa con los versos,  el cámara filmó,  el notario testificó, Alexia desafinó "Una furtiva lágrima" Y yo eleve la voz y declamando hacia las sombras entone: "Se va, se va mi alma por la piedra, las hojas son testigos, el agua corre y se pierde como mi amor hacia la nada, la misma nada sin sentido. Aquí. Sin ti. Y sin sentido" y mientras recitaba con dolor y para mi recordé luego los versos de Byron: "Por eso nunca más pasearemos hasta altas horas de la noche, aunque el corazón siga enamorado y aunque siga brillando la luna"
A las Once todo había terminado. Recuerdo que Alexia propuso ir a tomar algo  en el Weimar. Al ver mi cara y mi animo se fue. Las derviches se hundieron en las sombras, los legionarios se fueron calle abajo a buscar un taxi o una ambulancia, los perros me garronearon los talones, el exorcista turco se fue a comer un kebab con el camara.   Luwito limpio la placa de huevazos y luego de extenderme un cheque por mi participacion se fue también con el notario en dirección al Palacio de abajo.
Me quede solo en las escalinatas.
Fui caminando hasta el Volksoper por si los muchachos estaban guitarreando en el espacio Montevideo. Pero en los ventanales no se veían luces. No había nadie.  Igual  que en mi habitación.
Al otro día salia el vuelo de regreso. Había quedado directamente en la puerta de embarque con el Pibe Pergamino. Equivoque conbinaciones. Al llegar a la estación del tren al aeropuerto me encontré sin saber cual me llevaba, y cuando salio el simbolito del avión había pasado media hora.  Corrí por las terminales entre viajeros plácidos, perfumes y sachetortes. Pero  el vuelo estaba cerrado.  El cheque de Luwito se me fue en comprar un billete nuevo.  Había muchos como yo, comprando en los mostradores. Las compañias deben ganar mucho dinero con los tipos despistados.
Llegue a Barcelona  tarde y con lluvia, consolandome con el recuerdo de la mágica noche en Espacio Montevideo. Esperando volver a las carcajadas y la camaradería.
Cuando encendí el móvil por fin el wasap de Helena volvió celestes las rayitas. Esperé "Escribiendo" ponía. Esperé "Escribiendo y en linea". Esperé "En Linea"Espere.
A los cinco minutos llego una foto. Helena mirando con tristeza la lluvia y la noche en la ventana.
Estuve mirando la pantalla un rato largo. Pero no llego nada mas.